Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

A BASE DE DONACIONES

Muere un niño después de que su padre se gastase 150.000 dólares que habían recaudado para el tratamiento

Un niño de dos años ha fallecido después de que su padre se gastase 150.000 dólares que la familia había conseguido reunir para financiar el tratamiento del pequeño, que fue diagnosticado a los siete meses de un desorden neuromuscular.

Europa FM
  Madrid | 28/10/2019
Imagen del niño fallecido después de que el padre se gastara el dinero de su tratamiento

Imagen del niño fallecido después de que el padre se gastara el dinero de su tratamiento / Facebook

João Miguel es el nombre del pequeño de dos años natural de Brasil que ha fallecido por una atrofia muscular espinal (AME) que los médicos le diagnosticaron cuando tenía solo siete meses. Su padre se gastó la mayoría del dinero destinado a su tratamiento.

La familia del pequeño tuvo que iniciar una campaña para recaudar fondos y conseguir financiar el tratamiento del pequeño con caridad y donaciones. El medicamento que evita que esta enfermedad avance se llama Spinraza y cuesta 90.500 dólares.

GASTÓ EL DINERO EN ALCOHOL Y DROGAS

En apenas un año la familia consiguió reunir un total de 248.000 dólares, pero fue el pasado mes de julio cuando la madre del pequeño detectó extrañas retiradas de dinero de la cuenta destinada a esta recaudación. La mujer denunció al padre, Mateus Henrique Leroy Albes, de 37 años, y una semana después el hombre fue detenido.

Las autoridades encontraron al hombre en un hotel de lujo en el que llevaba dos meses alojado. Se había gastado 150.000 dólares del tratamiento de su hijo en fiestas, alcohol, droga y prostitutas, tal y como informa el Daily Mail y recoge laSexta. El hombre está acusado de robo y posible estafa.

TRÁGICO FINAL

Hasta un mes después de la detención de su padre, en agosto de 2019, el pequeño no recibió la primera dosis de Spinraza, que el Gobierno brasileño decidió financiar tras conocer la historia. Finalmente, el niño ha fallecido en su casa tras un paro cardíaco.

Últimas Noticias