Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

La niña quería tener "ojos de muñeca" y así lo hizo. Cogió el ojo de plástico de una muñeca y ni corta ni perezosa se lo incrustó en uno de los suyos. La pequeña pensó que era una buena idea para tener los ojos azules durante un rato, pero como dice la expresión, le salió el tiro por la culata.

En el vídeo se ve la dificultad para quitarlo, además del dolor que le está causando habérselo metido. Su madre intenta extraerlo durante un minuto hasta que acaba consiguiéndolo.

Sabemos que los ojos claros son bonitos y que a muchos les gustaría tenerlos verdes o azules, pero esta no es la mejor forma de conseguirlos... Menos mal que el objeto acabó saliendo, esperamos que la niña haya aprendido la lección.

El vídeo ha recorrido el mundo a través de Internet y se ha hecho viral. Más de 63.000 personas han compartido el momento que cuenta ya con más de 7 millones de reproducciones en Facebook. ¡Qué locura!

La opinión de los usuarios está dividida entre los que se ríen y los que se enfadan por el consentimiento de la madre.

Niños, ¡¡no intentéis esto nunca!!

Últimas Noticias