Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN RUSIA

Detienen a una madre por vender la virginidad de su hija de 13 años por 21.200 euros

Una mujer de Rusia ha vendido la virginidad de su hija de 13 años a un hombre por 21.200 euros. Milagrosamente, el comprador aparentó ser un millonario, cuando en verdad se trataba de un detective infiltrado para capturar a pederastas.

Paula Forns | Barcelona | 10/12/2018

Irina Gladkikh, la mujer que trató de vender la virginidad de su hija

Irina Gladkikh, la mujer que trató de vender la virginidad de su hija / Instagram

Siguen los casos de abusos sexuales por el mundo, y esta vez ha sido en Rusia. Una madre decidió vender la virginidad de su hija de 13 años por 21.200 euros a un señor que aparentemente tenía dinero, pero no acabó como se esperaba.

La mujer se llevó una sorpresa, ya que no era un millonario el que quería abusar de su hija, sino un detective infiltrado para capturar pederastas. En el momento en que la madre facturó el pago, fue detenida en la ciudad de Moscú, donde se había trasladado con la pequeña para efectuar el intercambio sexual.

Según informan medios locales, la detenida, Irina Gladkikh, de 35 años, es una mujer 'estilosa', a la que le gusta salir de fiesta y que le presta mucha atención a su aspecto. En el juicio, la mujer admitió: ''Viajamos a la capital rusa para conocer a un hombre rico para obtener ayuda económica por los servicios sexuales de mi hija''.

Finalmente, un tribunal ruso ha condenado a la mujer a cuatro años y medio de prisión. A su vez, ha perdido la custodia de su hija así como la de su otro hijo más pequeño. Actualmente, los niños viven con su abuela.

Por otra parte, se ha descubierto que Gladkikh no actuó sola y tenía dos cómplices, Yelena Anisimova y Alina Kukanova, que también han sido detenidas por los cuerpos policiales y se enfrentan a una pena de prisión de tres años y medio. Yelena fue la encargada de encontrar el cliente, el que resultó ser detective.

Según varios medios británicos, que citan periódicos rusos, las tres mujeres han ejercido de prostitutas en algún momento. Y la madre de la víctima también ha trabajado como agente inmobiliaria y técnica informática, y ha participado en varios concursos de belleza.

Últimas Noticias