Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

AGRESIÓN

Agreden a Leigh-Anne Pinnock, cantante de Little Mix, en un restaurante en Londres

La cantante de Little Mix Leigh-Anne Pinnock se encontraba en un céntrico restaurante de Londres cuando un completo desconocido la agredió física y verbalmente.

@europa_fm | Madrid | 21/12/2016

Leigh-Anne Pinnock

Leigh-Anne Pinnock / Gtres

Leigh-Anne Pinnock, la cantante de Little Mix, ha sufrido uno de los peores sustos de su vida.

La joven se encontraba en un conocido restaurante del centro de Londres el pasado domingo, comiendo con una amiga después de una noche de fiesta, cuando un completo desconocido la abordó por sorpresa y comenzó a agredirla física y verbalmente.

"El hombre no paraba de gritar: 'Si mi novia estuviera aquí, estarías muertas de miedo'. Después le dijo a la amiga de Leigh-Anne que se callara, o algo así, y ella se giró para encararse con él y decirle que se marchara y que no fuera un maleducado. Él rodeó la mesa y se inclinó sobre ella, y fue entonces cuando le propinó una fuerte bofetada", revelaba un testigo al periódico The Sun.

Tras el suceso, la intérprete de 25 años tuvo que abandonar el local entre lágrimas, visiblemente afectada. Cuando la policía se personó en el lugar de los hechos, el agresor había desaparecido.

"Fue muy agresivo y parecía que había estado bebiendo. Al principio, Leigh-Anne intentó tomárselo a risa, pero cuando la golpeó se puso a llorar. Su amiga trató de consolarla, pero ella no paraba de decir que quería irse a casa. Cuando se marcharon, su amiga tuvo que ayudarla a salir agarrándola del brazo y estaba hecha un desastre", explicaba el testigo.

Más tarde, la cantante compartió una fotografía en su cuenta personal de Snapchat, donde podemos ver un golpe en la cara de la joven. Así, Leigh-Anne Pinnock quiso tranquilizar a sus seguidores de que no había sido más que un moratón.

Leigh-Anne Pinnock después de la agresión

Leigh-Anne Pinnock después de la agresión / Snapchat