HISTORIA DEL DEPORTE

Alexia Putellas dedicó el Balón de Oro a su padre, fallecido hace casi 10 años: su familia, su gran pilar

Alexia Putellas es la primera mujer española que gana el Balón de Oro, un reconocimiento que llega tras una vida dedicada a fútbol, pasión que compartió con su padre hasta que éste falleció hace casi 10 años. El lunes le dedicaba el premio a él desde el Théâtre du Chatelet de París.

Alexia Putellas
Alexia Putellas // EFE

Europa FM

Madrid 01/12/2021 14:22

No la pudo ver debutar en la primera división del Barça ni tampoco ganar el Balón de Oro, pero el padre de Alexia Putellas se sentiría tan orgulloso de su hija como lo está el deporte femenino español. La joven de 27 años se ha convertido en la primera mujer española que gana este reconocimiento. Solo el futbolista Luis Suárez Miramontes lo había conseguido antes, en el año 1960. Más de 50 años después, Putellas comparte este reconocimiento con futbolistas de la talla de Leo Messi, que este lunes conseguía el séptimo de su carrera.

Tocando balón desde los 3 años

Alexia Putelllas nació en 1994 en la localidad catalana de Mollet de Valles, donde con solo tres añitos comenzó a mostrar su interés por el balón. Con 7 años sus padres la anotaron en el equipo de la localidad, pero la discriminación y las burlas del resto de críos por ser mujer la animó a fichar por un equipo femenino, el CE Sabadell, donde jugó hasta 2005.

En el patio del colegio apuntaba maneras. Regateaba con gran destreza a sus compañeros y decidía los equipos, síntomas de que el juego del fútbol corría por sus venas. Con 12 años debutó en el Barça pero un cambio en las edades de infantiles y cadetes la obligó a mudarse al Espanyol, donde estuvo desde 2006 hasta 2011. En 2012 aterrizó en el Levante, donde sus números comenzaron a destacar: 15 goles en 34 partidos.

El fallecimiento de su padre, un duro golpe

Putellas tenía solo 18 años cuando su padre falleció. Su protenitor la había acompañado en su carrera deportiva, madrugando los domingos para llevar a su hija a jugar a Sabadell, a 11 kilómetros de casa, y así de paso animarla desde la grada.

Era aficionado del Barça y tanto él como su mujer, Elisabet Segura, fueron imprescindibles para que Alexia desarrollase su carrera deportiva."Si una hija quiere jugar al fútbol no se le ha de reprochar nada. Es deporte. Cualquier madre debe apoyarle", dijo su madre sobre la elección de Putellas de dedicarse a este deporte.

Su hermana Alba ha sido su gran cómplice durante su juventud.

La muerte de Jaume Putellas en 2012 supuso un duro golpe para la deportista. En aquel momento la joven optó por refugiarse en el fútbol para superar su pérdida y no caer en la tristeza profunda.

"Está claro que mi familia siempre ha estado a mi lado. Hace seis meses perdí a mi padre y mi familia siempre ha estado ahí. Gracias a ellos he podido superar la pérdida de mi padre y, apoyándome en el fútbol, también he conseguido seguir para adelante y despejarme de todos los problemas. Mi madre, mi hermana, mis tíos, mis primos… han sido vitales para superar el fallecimiento de mi padre", contaba en aquel momento en una entrevista con The Tactical Room.

Alexia Putellas  title=
Alexia Putellas // fcb

Le dedica el Balón de Oro: "Esto es para ti, papá"

El mismo año de la muerte de su padre la volvieron a llamar para jugar con el Barça y Putellas aceptó, sin saber que casi 10 años después conseguiría el triplete con el equipo blaugrana. Ganó la Liga, la Copa y la Champions y por si fuera poco este lunes era reconocida en el Théatre du Chamelet como la mejor jugadora del año, momento que aprovechó para recordar a su padre con el Balón de Oro en las manos y tímidas lágrimas en los ojos.

"Si me permitís, quiero dedicarle este momento a alguien muy especial, espero no emocionarme... Por quien hago todo, espero que estés muy orgullosa de tu hija: ahí donde estés, esto es para ti, papá", dijo.

Putellas no quiso olvidarse de la importancia de reconocer el valor del deporte femenino y la necesidad de ponerlo al mismo nivel que el masculino. "Quiero que este premio sea un antes y un después. El Barça es un ejemplo de que ha habido un proyecto, una inversión, un éxito. No hay excusa para que todo el mundo tenga el derecho a poder soñar con ser futbolista y hacerlo con condiciones dignas para ser profesional".