FUE SU ASISTENTE

Ashley Walters denuncia a Marilyn Manson: la mantenía despierta con cocaína y la ofrecía sexualmente a sus amigos y socios

Ashley Walters, ex asistente de Marilyn Manson, ha denunciado al cantante por agresión y abuso sexual. Además de obligarla a consumir drogas, Manson la ofreció sexualmente a "amigos y asociados influyentes de la industria".

Marilyn Manson
Marilyn Manson // Getty

Europa FM

Barcelona 20/05/2021 08:51

Una nueva mujer se une a Evan Rachel Wood, Sara McNeilly, Phoebe Bridges, Gabriella, Ellie Rowsell, Esmé Bianco y Ashley Morgan en denunciar a Marilyn Manson por abuso sexual y violencia.

Ashley Walters, quien llegó a ser asistente del artista, conoció a Manson en 2010 cuando éste la contacto a través de MySpace cuando ella tenía 26 años y era aspirante a fotógrafa.

Primer abuso sexual en casa del cantante

Tal como ha relatado la mujer en su denuncia presentada el martes 18 de mayo en el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles, Manson la invitó a su casa en West Holywood en mayo de 2010 para hablar sobre arte y sobre la posibilidad de trabajar juntos. Cuando Walters quiso irse a las dos de la mañana, Marilyn le dijo que el parque donde había aparcado su coche no habría hasta la mañana.

Esa noche ambos realizaron una sesión de fotos que si bien Walters no se negó "al arte provocativo de la misma", se asustó cuando Marilyn Manson "la lanzó sobre su cama y le inmovilizó los brazos".

En ese momento la joven giró la cara pero Manson intentó besarla en los labios, a lo que ella se opuso y se alejó "rápidamente", según la demanda. A continuación, Manson "se puso detrás de Walters y le mordió la oreja mientras tomaba su mano y la colocaba en su ropa interior". En ese momento, como ya eran las siete de la mañana, la joven pudo irse de casa del artista.

Manson la contrató como asistente

Pese a este incidente, meses después Ashley empezó a trabajar como asistente de Manson y ahí continuó su pesadilla. La denuncia recoge situaciones tan terribles como cuando el cantante la obligó a consumir cocaína para que permaneciera despierta durante 48 horas. “Se le pidió que permaneciera de pie durante 12 horas seguidas en una silla mientras le hacía fotografías”, se puede leer en la denuncia a la que ha tenido acceso SPIN.

Además, Walters ha asegurado que durante el tiempo que trabajó como asistente para Manson fue víctima de la ira del artista, quien le arrojó platos, la empujó contra las paredes y la amenazaba con suicidarse.

La ofreció sexualmente a amigos y asociados influyentes

Otro de los episodios que ha denunciado Ashley Walters, fue cuando en repetidas ocasiones Manson la ofreció a sus amigos y asociados influyentes en la industria para que "los complaciera de cualquier forma que desearan". Resalta especialmente un incidente que ocurrió en octubre de 2010 en el que un director del que no ha revelado su nombre "la toqueteó repetidamente durante toda la noche".