JUICIO POR LA TUTELA

Britney Spears, espiada por su padre: monitorizaba todas sus conversaciones

Britney Spears ha pasado por un infierno durante los últimos años a causa de la tutela de su padre. Un nuevo documental de The New York Times ha revelado que Jamie Spears contrató a una empresa de seguridad para controlar y monitorizar las comunicaciones de su hija.

Britney Spears
Britney Spears // Getty

Europa FM

Madrid 26/09/2021 10:44

Britney Spears ya ve la luz al final del túnel en el que ha estado inmersa durante los últimos años. Aunque lucha judicial por acabar con la tutela legal de su padre, Jamie Spears, continúa, será el próximo miércoles cuando la cantante reaparezca en los juzgados de Los Ángeles que llevan el caso de su custodia.

Su padre ya renunció formalmente a ser su tutor legal hace unas semanas, pero siguen sucediéndose las revelaciones respecto a las prácticas de control excesivo que ha ejercido durante estos trece años de tutela sobre la cantante.

Ahora, gracias a un nuevo documental del diario The New York Times, se ha descubierto que la artista estaba sometida a vigilancia 24 horas, incluso en sus conversaciones telefónicas. Al parecer, Jamie Spears contrató a una empresa de seguridad, Black Box, para monitorizar las comunicaciones de su hija, incluso en los momentos más íntimos.

Según cuenta un antiguo empleado de la empresa de seguridad, Alex Vlasov, en el documental estrenado este viernes, se le controlaba todo, incluso "las interacciones y conversaciones con su novio y sus hijos". "Era como si estuviera en una cárcel", aseguraba el trabajador.

Por su parte, la compañía de seguridad ha desmentido esta versión, asegurando que siempre ha trabajado "dentro de los límites éticos, legales y profesionales".

Obsesión con las parejas de Britney Spears

Mantener sus conversaciones vigiladas todo el tiempo no ha sido lo único que ha hecho Jamie Spears. De hecho, el documental también ha hablado de la obsesión y el interés del padre de Britney Spears en las parejas de la cantante. De hecho, al parecer les obligaba a firmar contratos de confidencialidad a todos ellos.

Los abogados de Jamie Spears no han negado estas nuevas revelaciones, que no dejan muy bien parado al progenitor de la artista, explicando que tenía derecho a hacerlo por la autoridad que le confieren con la custodia de la artista.