Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN UNA DISCOTECA DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Cepeda le pega un guantazo a un chico que le llama "calvo"

A Luis Cepeda se le ha acabado la paciencia frente al acoso que lleva sufriendo en redes sociales desde hace meses. Un 'meme' con una foto suya sin pelo, viralizada como "Cepeda calvo" fue el motivo por el que un chico le estuvo molestando mientras estaba en una discoteca en Santiago de Compostela, que terminó recibiendo un guantazo por parte del cantante.

Europa FM | Barcelona
| 19/02/2019
El cantante Luis Cepeda

El cantante Luis Cepeda / Gtres

Desde que salió de la Academia de OT, Cepeda ha tenido una relación de amor-odio con las redes sociales. Y es que el gallego ha dicho en más de una ocasión que está harto del acoso que sufre a través de Twitter o Instagram, lo que le llevó a hacerse la cuenta privada durante un tiempo.

Desde finales del año pasado circula por la red un 'meme' de una foto del artista sin pelo, viralizada como "Cepeda calvo".

 

Al principio, el propio artista se reía de esta imagen haciendo alusión en varias ocasiones a su 'alter ego' sin pelo:

 

Pero viendo que el acoso cada vez iba a más y dejaba de ser divertido recibiendo comentarios de odio, Cepeda quiso explicar cómo se sentía al respecto:

 

Aunque pocos días después volvió a reflexionar al respecto y decidió que lo más sensato era reírse de ello:

 

Pero todo tiene un límite y el pasado fin de semana mientras el cantante estaba en una discoteca de Santiago de Compostela junto a unos amigos, el acoso traspasó las redes sociales y un chico, tras hacerse una foto con él, le llamó "calvo" mientras se reía delante de él.

Según han explicado varios testigos, Cepeda estuvo aguantando esta "broma" desde que entró al local y finalmente se le acabó la paciencia dándole un bofetón al chico, mientras otro amigo de él lo apartaba del círculo para que dejase de molestarles.

 

Y es que más allá de que cada persona pueda tener una opinión de una persona conocida como es el caso del gallego, las faltas de respeto y el acoso jamás están justificadas.

Últimas Noticias