DE SU MANSIÓN EN MANCHESTER

Cristiano Ronaldo y Georgina, obligados a mudarse por culpa de unas ovejas en menos de una semana

Cristiano Ronaldo se mudó recientemente con toda su familia a una espectacular mansión en Manchester en mitad de la naturaleza. Equipada con todo tipo de lujos y comodidades, no ha sido suficiente para que Cristiano y Georgina hayan decidido volver a mudarse. ¿El motivo? Unas ovejas.

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo
Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo // IG

Europa FM

Barcelona 17/09/2021 12:09

Cuando en agosto se supo que Cristiano Ronaldo fichaba por el Manchester United, el futbolista se mudó con su familia de Turín a la ciudad inglesa para iniciar esta nueva etapa.

Cristiano y Georgina Rodríguez escogieron una mansión ubicada en mitad de la naturaleza valorada en siete millones de euros. El inmueble está equipado con siete dormitorios con vestidor y baño independiente cada uno, una piscina cubierta, jacuzzi, sala de cine, gimnasio y una arquitectura de lo más vanguardista.

Un sueño para cualquiera que no ha sido suficiente para Cristiano y su familia, ya que han decidido mudarse a otra casa en menos de una semana.

Según ha revelado una fuente cercana al futbolista al diario The Sun, un gran rebaño de ovejas que pasta cerca de la casa impide que Cristiano y su familia puedan descansar: "Si bien la propiedad es hermosa y está ubicada en campos con colinas y bosques, también estaba cerca de ovejas que son muy ruidosas temprano por la mañana".

Y eso no es todo, el mismo testimonio explica que un sendero público atraviesa el terreno de la casa, y desde esa carretera se puede ver el interior del hogar. Algo que no le ha gustado nada al delantero, que prioriza la privacidad y seguridad de su familia ante todo.

"Ronaldo es un verdadero profesional que se preocupa mucho por el descanso y la recuperación después de los partidos, por lo que se decidió que era mejor que él y su familia se mudaran", ha añadido.

La nueva casa escogida por el futbolista está ubicada en Cheshire, y como la anterior también cuenta con piscina, sala de cine y un garaje para cuatro vehículos en el que cabe parte de su colección de coches deportivos valorada en casi 20 millones de euros.

En cuanto al sistema de seguridad, tiene tres cámaras, porteros eléctricos y un equipo de guardias de seguridad. Y para asegurar la privacidad de su familia, los altos jardines que rodean la casa ocultan por completo el interior del hogar de la vista de los más curiosos que se acerquen a la zona.

Además, esta nueva casa está situada en una zona cercana a donde ya vivió el futbolista en su anterior etapa en Manchester: "Sus hijos están en una escuela privada y él espera que una vez que se calme el entusiasmo de su regreso al United, pueda llevarse a Georgina y mostrarle sus lugares favoritos de la ciudad".