ASÍ SON TOM Y LAURA

Los desconocidos hijos de Camila de Cornualles, la nueva reina consorte de Inglaterra

Camila de Cornualles es la nueva reina consorte de Inglaterra. Isabel II le hizo este regalo a su hijo, el ahora rey Carlos III, el pasado febrero. Desde abril de 2005 Camila era duquesa de Cornualles, un título que se le otorgó eras su boda con el entonces príncipe de Gales. Sus hijos Tom y Laura, fruto de su matrimonio con Andrew Parker-Bowles, se quedan fuera de la casa real británica.

👉 ¿Quién se quedará con los perros de la reina Isabel II?

Camila de Cornualles con sus hijos Tom y Laura
Camila de Cornualles con sus hijos Tom y Laura // Getty Images

Europa FM

Madrid 12/09/2022 15:27

La reina Isabel II dejó señalado en un comunicado de la casa real por su 70 cumpleaños que quería que la esposa de su hijo Carlos, Camila, fuera considerada reina consorte tras su muerte. Un deseo que se ha hecho realidad tras el reciente fallecimiento de la monarca y el ascenso al trono del ahora rey Carlos III.

El actual rey de Inglaterra y su esposa, Camila de Cornualles, llevan casados desde hace 17 años. En abril de 2005 se dieron el "sí, quiero" en una ceremonia civil que fue la segunda boda par ambos. Carlos de Inglaterra había estado antes casado con Diana de Gales, madre de sus hijos Guillermo y Enrique, y su actual mujer había mantenido una relación de 22 años con Andrew Parker Bowles, padre de sus hijos, los discretos Tom Parker Bowles y Laura Lopes.

Los dos hermanastros del príncipe de Gales y el duque de Sussex se han mantenido siempre en un segundo plano y no han querido utilizar la historia de amor de su madre con el ahora rey de Inglaterra para sacarle lucro. Ellos prefieren la discreción.

El matrimonio de Camila y Andrew Parker-Bowles

La historia dice que Camila conoció a su actual esposo, Carlos III, en un partido de polo en 1970. Allí se hicieron amigos y poco después se convirtieron en amantes.

En aquel momento, según se cuenta, Carlos no veía a Camila como reina consorte. Además, un año después, en 1971, Carlos se unió a la Marina Real Británica lo que separó aún más a la pareja.

Así fue como Camila conoció a Andrew Parker-Bowles, con quien se casó en 1973 y quien antes de relacionarse con Camila había salido con un miembro de la realeza, la princesa Ana, hermana de Carlos III.

La pareja tuvo dos hijos. El primero fue Tom, nacido en 1974, un año después de casarse, y la segunda fue Laura, que nació en 1978.

Este matrimonio acabó en divorcio en 1995. Fue ese mismo año cuando Diana de Gales, separada de Carlos III desde 1992, dio su famosa entrevista en la BBC en la que afirmó que Carlos tenía una relación extramatrimonial y apuntó a Camila como la tercera persona de la relación. Un año después, Diana y Carlos se divorciaron oficialmente.

Tom Parker-Bowles, el hijo de Camila de Cornualles

Tom Parker-Bowles tiene 47 años y un vínculo muy estrecho desde pequeño con el rey Carlos III. Camila lo eligió como su padrino, debido a la amistad que les unía en aquella época.

Estudió en Eton y Oxford. Se graduó en periodismo y se especializó en gastronomía.

Ha trabajado en diversos medios como crítico gastronómico y ha publicado ocho libros sobre el tema, además tiene negocios en el sector alimentario.

Estuvo casado 12 años con Sarah Buys con la que tuvo dos hijos, Lola (2007) y Freddy (2010). La pareja se divorció en 2018.

En 2021 perdió a su novia, la periodista Alice Procope, a causa de un cáncer. Llevaban tan solo dos años juntos.

Laura Lopes, la hija de Camila de Cornualles

Laura es la segunda hija de Camila de Cornualles. Tiene 44 años y lleva el apellido de su marido.

Estudió historia del arte y Marketing y lleva muchos años dedicada al mundo del arte. Primero fue la directora de arte de una galería londinense y después se dedicó a la promoción de artistas emergentes.

Está casada con el ejecutivo Harry Lopes desde 2006 y tiene tres hijos: Eliza (2008) y los gemelos Louis y Gus (2009).

La relación de Laura con sus hermanastros es muy buena y, de hecho, el duque de Cambridge y el duque de Sussex fueron invitados en su boda. Además, años más tarde, su hija Eliza participó como dama de honor en la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Alejados de la vida pública

Los hijo de Camila de Cornualles mantienen una discreta vida privada, aunque a su vez tienen gran relación con la familia real.

Tom Parker-Bowles dijo en el Daily Mail que su madre estaba feliz con Carlos III y eso era lo más importante para unos hijos. "Será un rey fantástico", añadió sobre su padrastro.

El mayor de los hermanos comentó en el citado medio que ni a él ni a su hermana les había enseñando a lidiar con el protagonismo constante porque no eran miembros de la realeza. Por esto mismo, ambos hermanos quieren mantener sus vidas de forma privada.

Laura es aún más celosa que su hermano y sus apariciones públicas, tanto es así que algunos medios la han apodado "la hija fantasma" de Camila.

Te puede interesar