Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN 2001

Los fans de OT recuperan un vídeo de Chenoa que da una lección de compañerismo dentro de la Academia

Da igual los años que pasen que la primera edición de Operación Triunfo ha calado hondo en el imaginario de la cultura pop. Las recientes polémicas sobre el mal comportamiento de los nuevos concursantes de la Academia ha provocado que los fans recuperen un vídeo de Chenoa dando una lección de compañerismo.

Europa FM
  Madrid | 23/01/2020
Chenoa

Chenoa / antena3.com

La Academia de Operación Triunfo ha reabierto sus puertas este mes de enero y un año más, la expectación por conocer a los nuevos concursantes ha acaparado multitud de trendig topics y comentarios en las redes.

Sin embargo, la actitud de esta nueva remesa de triunfitos ha dejado mucho que desear, llegando incluso a pedirse la expulsión disciplinaria de una de las concursantes, Eli. Los vídeos que reflejan sus malas formas con el resto de compañeros han corrido como la pólvora por Twitter y han obligado a Noemí Galera -directora de la Academia- a darle a todos un toque de atención. Además, la canaria no ha sido la única concursante polémica. Jesús ha sido el centro de muchas críticas por diversos comentarios machistas.

 

Así, los fans del reality han aprovechado para recordar cuáles son realmente los valores que la Academia puede transmitir a la audiencia: compañerismo, tolerancia, espeto y empatía. Un vídeo de Chenoa hablando con Rosa López cuando ambas eran concursantes en 2001 ensalza este tema y muchos tuiteros han pedido incluso que la actual jurado de Tu Cara Me Suena visite la academia para reprender a los triunfitos.

"Lo que hemos tenido en este grupo es que somos todos sanos de mente", decía la cantante, reflexionando sobre la buena actitud del resto de compañeros. "No es la casa de la pradera, pero aquí por lo menos estamos abiertos a pedir disculpas, a hablar las cosas y arreglarlas. A intentar entender y ponerse en el lugar de otro. Mandar a la mierda, cerrarse, y ser un testarudo es muy fácil, y aquí nunca se ha hecho", aseguraba.