SUFRE LA ENFERMEDAD DE HASHIMOTO

Gigi Hadid responde a las críticas sobre su peso: "No estoy delgada, estoy enferma"

Gigi Hadid no suele hablar de su vida privada pero en esta ocasión ha hecho una excepción. Después de que algunas personas relacionaran su pérdida de peso con el consumo de drogas, la modelo no ha querido pasar estos comentarios por alto y se ha defendido explicando que sufre la enfermedad de Hashimoto, y de ahí la delgadez que sufre actualmente.

Gigi Hadid
Gigi Hadid // Gtres

Europa FM

Barcelona 14/02/2018 11:48

Cuando Gigi Hadid empezó su carrera como modelo a los 17, muchos criticaron su cuerpo diciendo que estaba "demasiado gorda para la idustria". A sus 22 años, su peso vuelve a ser noticia pero esta vez por todo lo contrario, por estar demasiado delgada.

Harta de escuchar críticas sobre sus cambios físicos y, sobre todo, porque algunos han relacionado esta pérdida de peso con el consumo de drogas, la modelo ha querido defenderse siendo bastante clara en redes sociales:

"Para todos aquellos que estáis tan interesados en saber por qué mi cuerpo ha cambiado a lo largo de los años, es posible que no sepáis que cuando empecé a los 17 años todavía no había sido diagnosticada de la enfermedad de Hashimoto; a todos aquellos que dijisteis que estaba 'demasiado gorda para la industria', lo que veíais era inflamación y retención de líquidos debido a esto."

La enfermedad de Hashimoto, también llamada tiroiditis crónica, es una patología que afecta al sistema inmunitario reduciendo la actividad tiroidea. En otros mensajes de Twitter, Gigi Hadid explica que en los últimos años se ha medicado para tratar de mitigar los síntomas de esta enfermedad, entre los que se encuentran "la fatiga extrema, problemas metabólicos o la incapacidad del cuerpo para mantener el calor".

También explica que el estrés y los continuos viajes que tiene que hacer debido a su profesión también afectan a su cuerpo, y que a pesar de comer siempre igual su cuerpo lo tolera de forma distinta: "Puedo estar 'demasiado delgada para vosotros. Honestamente yo no quiero estar así de delgada, pero me siento más sana por dentro".

Y concluyó diciendo que esta era la última vez que hablaría de su vida privada, pero que no iba a tolerar que relacionasen su pérdida de peso con el consumo de drogas: "No voy a dar más explicaciones sobre cómo está mi cuerpo. Y nadie que no tenga un cuerpo que se ajuste a vuestras expectativas de belleza debería hacerlo. No juzgo a los demás, pero las drogas no son lo mío. Dejad de meterme en el mismo saco solo porque no entendáis que mi cuerpo ha madurado".