presentador y humorista

El gran Wyoming: la enfermedad de su madre, su éxito como humorista y sus tres hijos

El presentador madrileño el gran Wyoming es una fuente inagotable de éxito que ha se ha convertido en emblema del mundo del espectáculo televisivo. Ahora presenta su propio programa de Atresplayer Premium en La Sexta.

(14-03-22) Wyoming bromea sobre el candidato de Vox que presidirá las Cortes de Castilla y León: "Carlos ¿qué?"
(14-03-22) Wyoming bromea sobre el candidato de Vox que presidirá las Cortes de Castilla y León: "Carlos ¿qué?" // (14-03-22) Wyoming bromea sobre el candidato de Vox que presidirá las Cortes de Castilla y León: "Carlos ¿qué?"

Europa FM

Madrid 24/07/2022 18:27

El Gran Wyoming es un presentador y humorista de éxito que, aunque ahora se encuentra en uno de los puntos álgidos de su carrera, ha sufrido numerosos altibajos a lo largo de su trayectoria.

Su vida personal a veces ha sido todo un misterio, aunque ha compartido numerosos sucesos que le han marcado de su pasado. Repasamos la carrera de esta personalidad del entretenimiento televisivo.

Una infancia sin madre

José Miguel Monzón, más conocido como el Gran Wyoming, procede de una familia numerosa madrileña que era “conocidilla” en su barrio porque su padre era farmacéutico.

Su madre fue ingresada en un sanatorio cuando el comediante era pequeño debido a episodios de depresión. El presentador ha admitido que él no lo veía como algo diferente puesto que su padre quería que él y sus hermanos normalizaran la situación. Su madre fue empeorando paulatinamente hasta que quedó totalmente incapacitada. Aun así, afirma “La ausencia de mi madre la he notado de mayor”.

Tal vez esta situación, junto con otras como vivir los años de represión franquista, las “tortas” que le daban en el colegio o el servicio militar, hicieron que utilizara hacer reír como válvula de escape.

El cómico ha hablado en muchas ocasiones de sus padres, para los que solo tiene palabras de agradecimiento: “Yo soy un producto de lo que mis padres han querido que yo sea en cierta manera, es decir, se han sacrificado toda la vida para que yo viviera bien”. También añadía: “he vivido una generación donde el sacrificio era una parte importante de esa empresa que era sacar adelante a la familia”

De médico a humorista

En ocasiones se olvida que el Gran Wyoming estudió medicina, es más, prestó el servicio militar como médico en la localidad de Buitrago de Loyola. Sin embargo, casi por casualidad, consigue entrar en el mundo del espectáculo, en concreto de la música, gracias a uno de sus hermanos.

El hermano mayor de Wyoming es José Julián Monzón, más conocido como Seju. Este pertenecía al grupo Desmadre 75 cuando lanzaron su gran éxito Saca el güisky, Cheli. Con este tema, la formación comenzó a ser conocida y comenzó a dar giras.

Los teloneros, también amigos de ambos hermanos, perdieron a su guitarrista por lo que propusieron a un joven Wyoming que lo sustituyera. Así comenzó su carrera en la música con el grupo Paracelso que tenía muchos toques de humor.

Tras esto vendrían oportunidades tanto en el cine con, por ejemplo, Muertos de Risa como en la televisión con, por ejemplo, el peor programa de la semana, pero siempre ligado al mundo de la comedia.

Así, en 1996, llegaría al programa que le daría sus primeros premios y uno de sus mayores éxitos, la versión española del programa Caiga quien caiga, donde también despegaron las carreras de otros humoristas españoles como Arturo Vals, Antonio Castelo, Juanra Bonet o Manel Fuentes.

Wyoming ha asegurado que le encantaba hacer ese exitoso programa, sin embargo, asegura que cuando Aznar fue presidente del gobierno, no le gustaba lo que hacían, llamó a la cadena y le despidieron.

Tras este programa de éxito, llegarían muchos más como participaciones en El Club de la Comedia y, por supuesto, desde 2006 presenta El Intermedio, su programa insignia de actualidad.

Su vida personal es privada

El cómico ha asegurado que una de las cosas de las que más le cuesta hablar es de su vida personal. Por ello, se conoce poco sobre la mujer con la que estuvo casado 20 años, Marisa, y con la que ha tenido a sus tres hijos Marina, Miguel y Ángel. Eso sí con la frase “A Marisa, cuyo ejemplo inspiró la filosofía de mi libro” comienza el libro que escribió llamado Un vago, dos vagos, tres

vagos. Según Wyoming, esto es en sí mismo todo un acto de amor hacia la madre de sus hijos.

El presentador ha asegurado que se arrepiente de no hablar demasiado con sus hijos porque siempre está muy ocupado pero que trata de que tengan la mejor vida posible: “Yo soy ama de casa y es muy duro. Voy a la compra y todos los días hago la comida y la cena en mi casa para mí y para mis tres hijos”

Se sabe muy poco de su última relación con Irene Muñecas Muñoz, tan solo que la chica es 25 años menor que el presentador.

Wyoming explicó en una entrevista el motivo por el que no le gusta que hurguen en su vida privada, salvo lo que él mismo quiera dar a conocer: "Cuando te conviertes en alguien famoso, y más en estos tiempos, porque antes se distinguía entre la buena fama y la mala, te conviertes en un suceso social a celebrar".

El centro de varias polémicas

El Gran Wyoming se ha visto envuelto en varias controversias. La mayoría son relacionadas con sus programas debido a video montajes de crítica política y humor que otros medios han hecho pasar por ciertos.

También le han acusado de camello a lo que él respondía: “Dijo que les pasaba cocaína a las alturas. Es decir, que yo le paso cocaína a mis jefes... Lo ha dicho un ex portavoz del Gobierno. Esta es la mierda de país en el que vivimos. Pero no voy a tomar acciones legales"

El Gran Wyoming fue también investigado por Hacienda en 2013. El presentador tuvo que pagar una multa de 910.000 euros por irregularidades en sus declaraciones, sin embargo, se defendía diciendo: “Los papeles los lleva una gestoría, y ellos son los encargados de interpretar las normas”

En una entrevista afirmó que, debido tanto a lo que cuenta en su programa como a las polémicas que protagoniza, está amenazado de muerte, sin embargo, no tiene miedo porque: “Yo no soy nadie. Luego me voy a mi casa y soy una mierda. No tengo ningún tipo de influencia ni nada parecido

Te puede interesar