Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN SU CONCIERTO EN ESTOCOLMO

Justin Bieber, agredido con una botella de agua por negarse a cantar Despacito

Justin Bieber y Despacito no se llevan bien. El cantante ha protagonizado otras polémicas debido a esta canción y aún así se le resiste la letra de la melodía. Ante la negativa a la proposición de un fan que le pidió cantar el éxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee, el canadiense tuvo que esquivar una botella de agua que alguien le tiró.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 12/07/2018 a las 22:36 horas

Justin Bieber

Justin Bieber / Antena 3

La canción original de Despacito sigue sumando visitas en Youtube y va camino de convertirse en uno de los 10 vídeos más reproducidos en el canal de Internet. Aunque Justin Bieber no participó en esta primera versión, la estrella también forma parte del gran éxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee y se ha convertido en la tercera cara de esta canción.

Sin embargo el canadiense no lleva demasiado bien la letra. Hace poco estuvo en un club de Nueva York donde fue criticado por demostrar no conocer la canción que en otra ocasión había dicho "amar". El cantante fue diciendo frases sobre la marcha, la mayoría de ellas sin sentido, hasta hacer enfadar a muchos hispanohablantes seguidores del éxito latino.

Podríamos pensar que este incidente le haría reflexionar sobre lo querido que es Despacito. Pero no ha sido así. El cantante ha vuelto a meter la pata en el Summerburst Festival en Estocolmo, donde un fan le pidió que intepretara la canción. “No puedo cantar Despacito, ni siquiera me la sé", respondió Justin ante la petición. La gente no estaba muy contenta con la réplica del artista y decidió actuar. Un seguidor se envalentonó y lanzó una botella de agua al canadiense en un gesto muy feo. Justin Bieber lo esquivó al tiempo que se le escapaba un "¡wow!" de asombro y siguió tranquilamente con su trabajo. Eso sí, pidió al público que no le lanzasen más cosas.

 

No fue esta la reacción que tuvo en Brasil en 2013, cuando en uno de sus conciertos tuvo un altercado parecido. En ese caso, la botella si alcanzó su objetivo y le propinó un buen golpe a la estrella canadiense que decidió dar por finalizado el concierto. Los seguidores tuvieron que esperar durante 30 minutos sin saber lo que iba a pasar con el espectáculo y deseando que el artista decidiera proseguir con su concierto. Pero al final no fue así. Estamos orgullosos de como se ha tomado Justin Bieber esta vez la agresión, pero estas cosas no deberían pasar nunca.

Últimas Noticias