Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

DOCUMENTAL 'SEASONS'

La larga lista de drogas que consumía Justin Bieber por las que duerme en una cámara hiperbárica

Justin Bieber ha mostrado en un nuevo capítulo de su documental 'Seasons' una nueva parte de su vida privada. El artista duerme cada noche en una cámara hiperbárica en la que le suministran infusiones intravenosas para recuperarse de la ansiedad que le ha generado el consumo de drogas durante un largo periodo de tiempo.

Europa FM
  Barcelona | 06/02/2020

Justin Bieber ha compartido con sus seguidores una dura parte de su vida privada. Lo ha hecho a través de 'Seasons', el documental sobre su vida que ha realizado para Youtube Originals, donde ha hablado sobre la ansiedad y la depresión que sufre a raíz del consumo de drogas.

Para poder descansar adecuadamente, Justin Bieber duerme cada noche en una cámara hiperbárica que se llena de oxígeno y le ayuda a disminuir el estrés.

Además, se le suministran infusiones intravenosas de Nicotinamida Adenina Dinucleótido (NAD). Una sustancia que se utiliza normalmente en tratamientos para el Alzheimer o el Parkinson, y que elimina las toxinas de su cuerpo y le proporciona la energía suficiente para poder levantarse por las mañanas.

En las imágenes, vemos a Justin muy angustiado por mostrar algo tan íntimo a sus seguidores, pero explica el motivo por el que lo está haciendo público. El cantante confiesa que empezó a fumar marihuana a los 13 años, justo después de que se convirtiera en una estrella mundial tras haber saltado a la fama gracias a sus vídeos de Youtube.

Más tarde, empezó a consumir una bebida narcótica llamada 'Purple drank', -debido a su color púrpura-; o 'sizzurp', que consiste en jarabe para la tos con Sprite; además de tomar pastillas, setas y Molly, una droga sintética que imita los efectos del MDMA que causa graves daños en el sistema nervioso.

"Empecé a interesarme por las cosas malas que rodean este negocio porque las tenía delante de mi. La verdad es que nunca tuve las herramientas para gestionarlo. Mis padres nunca me dieron esas herramientas para ser un buen jugador de equipo", confiesa.

Afortunadamente Justin supo parar a tiempo, ya que tal como él dice, temió por su vida: "Me estaba muriendo. La gente no sabe lo serio que se fue. Era loco y aterrador".