INFLUENCER DE 26 AÑOS

Laura Escanes: cuántos años lleva con Risto Mejide, sus problemas de alopecia y su hija Roma

Laura Escanes tenía 19 años cuando empezó con Risto Mejide. La diferencia de edad de la pareja hizo que muchos cuestionasen la relación, que se ha consolidado tras más de seis años juntos. En 2017 se casaron y en 2019 dieron la bienvenida a su hija Roma. En este tiempo la influencer ha ido ganando fama y ha publicado un libro, en el que relata cómo fue víctima de una violación.

La influencer Laura Escanes en una imagen de 2022
La influencer Laura Escanes en una imagen de 2022 // Gtresonline

Europa FM

Madrid 26/05/2022 20:17

La historia de Risto Mejide y Laura Escanes se remonta a 2015, mismo año en que la influencer saltó a los medios. Fue cuando el presentador publicó la primera foto de ambos en Instagram. El entonces colaborador tenía 40 años y su novia, 19.

Los comentarios sobre la diferencia de edad han perseguido siempre a la pareja, que no ha dudado en responder públicamente a quienes los atacan.

"¿En España? ¿Prejuicios?... ¡Qué va! Igual que existe el racismo, existe la homofobia... Eso se llama edadismo. Discriminar a la gente por su edad, tanto en una relación como en un trabajo o en lo que sea. La gente no vale por los años que ha cumplido, la gente vale lo que vale", sentenció el presentador en 2017, días después de su boda con Laura Escanes.

Cómo se conocieron Laura Escanes y Risto Mejide

La historia de cómo se conocieron Laura Escanes y Risto Mejide es una historia de amor en las redes. Se conocieron poco después de que el presentador se separase de Ruth Jiménez, su pareja desde 2008 y la madre de su hijo mayor Julio.

"Yo salía de una relación, dejé de seguir a la que era mi pareja entonces. Los medios se enteraron y empezaron a hablar de ello. Me molesté tanto que en Instagram empecé a seguir a las 10 tías más buenas que encontré, y pensé, ahora os va a explotar la cabeza, porque no vais a saber quién es mi novia", contó Risto Mejide a Jesús Calleja sobre sus inicios.

Las diez jóvenes en las que se fijó Risto "se describían en Instagram como modelo, bloguera…": "Ella era la única que tenía puesto un link a sus textos. Dije ‘ah, escribe’, entré. Esto era como a las 2 de la mañana, me tiré hasta las 5 de la mañana leyendo sus textos, y enamorándome de sus palabras".

Risto Mejide se enganchó a las historias de Laura Escanes y se lo hizo saber. "Antes de irme a dormir, le mandé un hola por Twitter", contó en la entrevista en la que también estaba Laura Escanes: "Le hice un pantallazo y se lo mandé a mi mejor amiga. Yo le contesté cuando me desperté y le puse buenos días".

Lo siguiente fue darse el teléfono, llamarse y pasarse más de una hora hablando. "Tenía que grabar al día siguiente, pero me daba igual, estaba enganchadísimo. Volvía un miércoles, esto era un lunes, le dije que iría directo del aeropuerto a verla. Y así fue. Desde ese momento, empezamos a quedar".

Una boda sin el padre de la novia

La boda de Laura Escanes y Risto Mejide tardó dos años en llegar. El 20 de mayo de 2017 se dieron el "sí, quiero" en una ceremonia en la que faltó el padre de la novia. Según publicó La Otra Crónica de El Mundo dos días antes del enlace, Juan Carlos Escanes rechazó ser el padrino por no aceptar la relación de su hija y el presentador. En su lugar fue su esposa, madre de Laura Escanes, Anna Espinosa.

La boda fue un fiestón con hashtag (#toelrrato) , un reportaje en ¡Hola! y numerosos invitados famosos.

Laura Escanes lució ese día dos vestidos de novia: el primero fue un diseño de Rosa Clará con cuerpo de encaje chantilly francés bordado a mano y una vaporosa falda para la que se utilizaron 75 metros de tul de seda, y el segundo, un vestido con cuerpo de tul en color marfil y con un escote corazón con efecto tattoo. El diseño se confeccionó con una muselina de seda.

Entre los invitados a la ceremonia estaban Edurne, María Pombo, Dulceida o Vanessa Lorenzo.

Roma, su (por ahora) única hija

Dos años después de la boda, llegó la primera y única hija de Risto Mejide y Laura Escanes. Roma nació el 2 de octubre de 2019 y sus padres no tardaron en comunicar la noticia en redes. Desde entonces la pequeña se ha compartido en protagonista de las redes sociales de sus padres, que nunca han mostrado su cara.

Los planes futuros de la pareja no pasan por tener más hijos. Lo confirmó la propia Laura Escanes en una reciente ronda de preguntas de Instagram Stories.

"No está en mis planes ahora mismo, la verdad. No sé lo que va a pasar en un futuro, pero por ahora quiero y me apetece disfrutar de Roma y disfrutar de MÍ. Profesionalmente me apasionan todos los proyectos que tengo por delante y no está en mi mente tener otro hijo. Soy muy feliz con Romita”, aseguró la influencer.

Roma tiene un hermano mayor, Julio, fruto de la relación anterior de su padre y con quien Laura Escanes tienen un a gran relación. "Tener a Julio cerca es un regalo de la vida. Y la suerte que tiene Roma de tenerlo como hermano es de otro mundo".

Dónde viven Laura Escanes y Risto Mejide

Laura Escanes y Risto Mejide se conocieron en Barcelona, de donde son ambos, y allí establecieron su residencia hasta finales de 2020. Ese año se mudaron a Madrid por motivos laborales y, aunque aquí viven felices, Laura Escanes reconoce que echa en falta a su familia.

"Me encantaría poder vivir más momentos cerca de mi madre o mi padre… sobre todo pensando en Roma. El tiempo pasa muy rápido. Pero me encanta vivir en Madrid y aquí tenemos amigos que considero que son familia también", reconoció recientemente la influencer.

La pareja tiene también una casa de campo rodeada de naturaleza, en la comarca de la Cerdanya. De ahí que la pareja vuelva con frecuencia a Cataluña.

Maltratada por su expareja

La vida de Laura Escanes pasa inevitablemente por Instagram, donde la influencer ha contado numerosos detalles de su vida y ha revelado que hace años tuvo que enfrentarse a problemas de ansiedad.

"Durante un tiempo sufrí ansiedad. Ahora no, pero hubo una época difícil hace muchos años en la que tenía muchísimos ataques de ansiedad. En clase, si salía de fiesta... En cualquier momento me podía pasar y acababa desmayándome y todo", reveló recientemente la influencer, que ya antes había contado que pasó una infancia difícil (su padre los abandonó) y que sufrió maltrato por parte de su expareja.

"Todo era perfecto, de verdad que lo era. Hasta que me gritó. Me insultó. Y ya dejó de ser normal. Eso no era normal. Me dejó en la puerta de casa, con la bolsa en la acera, sin poder entrar. Me amenazó con grabaciones y fotografías. Me amenazó con quitarme todo lo que más quería y con dejarme sin amigas. Me empujó contra la pared y me dolió. Me hizo daño. Me pegó. Y dejó de ser normal para convertirse en mi pesadilla pero también en mi lucha", cuenta en su libro Piel de letra.

La historia con su ex continúa con un relato incluso más duro, el relato de una violanción. "Cuántas veces necesitabas escucharme gritar 'no' para que eso no sucediera. Cuánto empujones y arañazos no debería haber evitado para que te alejaras de mi piel. Me manipulaste, me sobornaste y me obligaste a dejarme hacer algo que no quería. Algo que me daba asco. Algo que me mataba por dentro", se confiesa en la publicación.

"Fue en el momento que rompiste mi ropa cuando te veía desde el infierno. Y hasta me veía a mí misma gritando (que no de placer) desde lo más alto del techo. Qué asco. Cuántas veces te habrán dicho que hay gritos que piden socorro y no sexo. ¿Hace falta decir que las minifaldas no piden a gritos ser bajadas? No sé dónde estarás ahora, pero sí que sé que eso lo llevarás clavado en tu mente para siempre. Yo no soy culpable, yo no me dejé. Yo confiaba en ti, y tú te aprovechaste de mí. De mi inestabilidad y de mi alma rota. De mi sangre en alcohol. De mis lágrimas. Ojalá te arrepientas toda la vida de lo que me hiciste vivir. De mi mayor pesadilla".

Los problemas de alopecia de Laura Escanes

Del mismo modo que ha hablado de ansiedad, Laura Escanes ha contado que tiene problemas de caída de cabello y también ha explicado la causa.

"La semana pasada fui al médico, al dermatólogo especialista en pelo. Os lo recomiendo porque sé que muchas estabais en situaciones parecidas a la mía. Efectivamente, es del estrés", contó el pasado abril en Instagram tratando de dar apoyo a aquellas mujeres que podían estar en su misma situación.

La bueno del diagnóstico es que va acompañado de un tratamiento, como contó la propia Escanes con optimismo: "Me han mandado varias cremas que me tengo que ir poniendo por las noches, así que, en principio, todo va a ir a mejor".

Te puede interesar