DESTAPADO POR MARIOLA ORELLANA

El lookazo de Lola Orellana, hija de Rosario Flores, en la boda de su prima Elena Furiase

Lola Orellana, hija de Rosario Flores y una de las más desconocidas del clan Flores, fue una de las invitadas más esperadas de la boda de Elena Furiase y Gonzalo Sierra. La joven de 24 años ha deslumbrado con su estilo en todos los eventos a los que ha asistido, y esta vez no ha sido diferente. Su look lo ha sacado a la luz Mariola Orellana, que ha compartido en redes un álbum con las fotos de todos los invitados.

El lookazo de Lola Orellana, hija de Rosario Flores, en la boda de su prima Elena Furiase
El lookazo de Lola Orellana, hija de Rosario Flores, en la boda de su prima Elena Furiase // Gtresonline

Europa FM

Madrid 20/09/2021 09:48

Lola Orellana, hija de Rosario Flores y del chileno Carlos Orellana, era una de las invitadas más esperadas en la boda de Elena Furiase y Gonzalo Sierra. Había mucha expectación por ver el look elegido por la joven de 24 años, que ya había deslumbrado en 2016 en la boda de Sara Verdasco y Juan Carmona.

Esta vez no ha sido distinto, aunque no ha sido fácil ver a la joven. El diseño elegido por la joven, que llegó a la cita en el mismo coche que su madre, lo ha mostrado en redes Mariola Orellana, que compartió un extenso álbum con las imágenes de todas las invitadas.

Lola aparece en la tercera foto con un traje de estampado simétrico en colores granate y dorado y compuesto de tres piezas: pantalón, cuerpo y chaqueta.

Aquí tienes más imágenes de Lola en la boda de Elena y Gonzalo.

Lola Orellana es uno de los miembros más desconocidos del clan Flores. Ella prefiere llevar una vida alejada de los focos, de los escenarios y de las alfombras rojas, y su madre Rosario ha querido que sea así.

"Si de algo estoy orgullosa es porque a mis hijos no los conoce nadie. Ser famosa te marca. Y para mí sería muy egoísta hacerles a ellos famosos. Mi hija, por ejemplo, ahora está trabajando en cine. Puede trabajar de lo que quiera porque no la conoce nadie. Yo no he sido libre nunca", dijo sobre ella en una entrevista emitida en televisión en febrero.

Su pasión está detrás de las cámaras

Los padres de Lola se separaron cuando sólo tenía un año. Al contrario que sus primas Elena Furiase y Alba Flores —ambas actrices—, prefiere estar al otro lado de la cámara y en la iMdb aparece vinculada a la serie Dime quién soy como asistente de casting, trabajo que desempeñó en el año 2020.

Antes de este debut, la hija mayor de Rosario Flores (tiene otro, Pedro Antonio, fruto de su relación con Pedro Manuel Lazaga Busto) se fue a Londres para terminar bachillerato y estudiar artes plásticas. Se especializó en fotografía y se formó para ser ayudante de dirección. Uno de los trabajos como fotógrafa fue en la boda de Sara Verdasco y Juan Carmona.

Las artes se le dan bien, o al menos eso dice su madre, que en otra entrevista. declaró que su hija "escribe y pinta de maravilla".

Las cámaras la buscan

Su vida lejos de las cámaras es relativa, al fin y al cabo es una miembro más del clan de los Flores y eso la lleva inevitablemente a asistir a acontecimientos mediáticos.

Las veces que se ha dejado ver de forma pública —como en el bautizo del hijo de su prima Elena o la boda de Sara Verdasco y Juan Carmona— ha sido noticia en numerosos medios, que han destacado su exquisito gusto para la moda.

La fan número uno de su madre

En cuanto a la relación personal que mantiene con su familia materna, Lola es una declarada fan del trabajo de su familia, especialmente de su madre. Cada vez que tiene la ocasión, le gusta acompañarla en sus conciertos y proyectos musicales.

A juzgar por su perfil de Instagram, a Lola le gusta viajar, el arte y los perros. Y sí, también dibuja.