CONTRUÍDO POR SU PROPIA FUNDACIÓN

Madonna inaugura un hospital de cirugía infantil en Malawi

Madonna ha inagurado el hospital Mercy James de cuidados intensivos y cirugía pediátrica en Blantyre, la segunda ciudad más grande de Malaui. El centro está construido por su fundación Raising Malawi.

Madonna en la inaguración del hospital Mercy James
Madonna en la inaguración del hospital Mercy James // Instagram

Europa FM

Madrid 12/07/2017 21:37

Madonna inauguró el pasado martes el hospital Mercy James en Blantyre, la segunda ciudad más grande de Malawi. El hospital está especializado en cuidados intensivos y cirugía pediátrica y a su vez, está construido por su propia fundación, Raising Malawi.

La artista estuvo presente en la apertura oficial del centro junto a sus cuatro hijos, a los que adoptó en Malawi. Precisamente el nombre de una de las niñas, Mercy James, ha sido el elegido para bautizar el centro, según informa la agencia EFE.

La cantante, tras la adopción de su hijo David Banda, creó la organización benéfica sin ánimo de lucro Raising Malawi, especializada en la salud y en la educación y expresó en la ceremonia de apertura que, “nos aseguraremos de que no sólo sea un buen hospital de niños sino también un centro de aprendizaje. Esto más que para curar, será para empoderar”.

Hasta ahora la fundación se había centrado en la creación de escuelas, habiendo hecho ya 10 escuelas secundarias en la provincia de Kasungu que se terminaron en 2013 y a las que acuden 5.600 niños. La fundación también da becas para la escuela para niñas Millenium Village en Mwandama y colabora con la Fundación Elizabeth Taylor para el SIDA y Grassroot Soccer, una entidad que utiliza el fútbol para fomentar el conocimiento y tratamiento de esta enfermedad.

Durante la inauguración, Madonna, emocionada, bailó música folclórica local con sus cuatro hijos. Su hija Mercy subió al podio para agradecer a su madre su apoyo a "tantos niños en Malawi" y terminó su discurso con un "mamá, eres la bomba".

Imagen no disponible title=
Imagen no disponible // Montaje

El presidente del país, Peter Mutharika, también acompañó a la artista, a quien se refirió como una amiga de Malaui que "vino, vio, y volvió" para ayudar a los niños más vulnerables. También la primera dama de Malawi, Gertrude Mutharika, agradeció la colaboración de la cantante con su país: "Madonna es símbolo de un espíritu maternal". Y añadió que el hospital era el "orgullo nacional" de Malawi.

El ministro de Salud, Peter Kumpalume, contó que este hospital ayudará a salvar vidas de muchos recién nacidos, ya que es un país donde la mortalidad infantil sigue siendo una de las más altas del mundo, a pesar de haber disminuido a 42 muertes por cada 1.000 nacidos vivos en 2016.

Algunos de los proyectos solidarios de la cantante han causado mucha polémica desde que, en octubre de 2011, el FBI inició una serie de pesquisas sobre sus actividades. Las dudas sobre estas iniciativas surgieron al relacionarse el fracaso de algunos proyectos con sus excesivos costes. El Gobierno de Malawi acusó a la cantante en 2013 de exagerar la ayuda que ofrece al país y negó que recibiera ningún tratamiento especial durante sus visitas.