PARA PROTEGER SU FORTUNA

La multimillonaria cláusula prematrimonial que Britney Spears ha impuesto a Sam Asghari

Britney Spears y Sam Asghari se dieron el 'sí, quiero' hace tan sólo unos días. Sin embargo, la princesa del pop ha sido precavida y ha firmado un acuerdo prematrimonial con el actor para proteger su fortuna en caso de divorcio.

Britney Spears y Sam Asghari
Britney Spears y Sam Asghari // Getty

Europa FM

Barcelona 14/06/2022 12:15

Después de un 2021 de lo más intenso por la batalla judicial para intentar recuperar el control de su vida, parece que Britney Spears poco a poco va consiguiendo su objetivo.

Uno de sus grandes deseos para cuando se liberase de la custodia de su padre era casarse y tener hijos. La cantante consiguió quitarse el DIU que le había impuesto su tutor para que no se quedase embarazada, aunque desafortunadamente perdió al bebé que esperaba pocos días después de anunciar la buena noticia el pasado mes de abril.

Pero mientras continúan intentándolo, la pareja ha decidido celebrar el amor casándose el pasado fin de semana en una ceremonia en la que estuvieron rodeados de amigos como Paris Hilton, Drew Barrymore o Madonna, así de la familia de Ashgari. Siendo los grandes ausentes la familia de Spears.

Britney Spears y Sam Asghari: clausula prematrimonial de 60 millones de dólares

Antes de darse el 'sí, quiero', Britney Spears ha querido proteger su patrimonio, valorado en 60 millones de dólares. Por ello, la pareja ha firmado una cláusula prematrimonial blindada en la que, en caso de divorcio, Sam no recibiría ni un céntimo por parte de su exmujer.

Este acuerdo no incluye las ganancias que pueda generar la artista en un futuro, ni la compensación que le correspondería a Asghari en el caso de que tuviesen hijos. Sin embargo, su patrimonio ya adquirido quedaría intacto.

Un contrato que no parece importarle mucho a Sam. Ya que hace un tiempo bromeó asegurando que era él el que quería firmar una cláusula para proteger su jeep y su colección de zapatos.

Esta no es la primera vez que Britney Spears firma un acuerdo similar. Ya lo hizo en 2004 con motivo de la boda con Kevin Federline, padre de sus dos hijos. Aún así, cuando se divorciaron la cantante tuvo que pagarle un millón de dólares y compartir custodia de sus pequeños, que en ese momento tenían seis meses y un año y medio.

Te puede interesar