EL 14 DE JULIO VUELVE A TESTIFICAR

Novedades en el caso Britney Spears: dos renuncias, la opinión de su madre y los problemas de Jodi Montgomery

Todo son problemas para Britney Spears. A punto de volver a testificar en los juzgados, la cantante se enfrenta a una nueva renuncia. Su abogado desde hace 13 años quiere dejar su puesto. ¿Qué significa eso para Britney? ¿En qué medida puede perjudicarle? ¿Afectará a la declaración del 14 de julio?

Britney Spears tiene problemas con su abogado
Britney Spears tiene problemas con su abogado // Getty Images

Europa FM

Madrid 08/07/2021 11:09

El drama de Britney Spears continúa. Desde que se supo que el 14 de julio iba a volver a testificar en el juzgado, las novedades no dejan de sucederse en la situación legal de la cantante. Esta misma semana se ha tenido que enfrentar a dos renuncias mientras que su cotutora, la representante Jodi Montgomery, y su hermana viven bajo constantes amenazas.

El primero en renunciar ha sido su representante desde hace 25 años. Larry Rudolph dimitió el lunes después de asegurar que llevaba dos años sin tener relación con la cantante y que ésta ya no necesita sus servicios porque tiene intención de dejar la música. A su dimisión le acompañó una revelación (el deseo de Britney de dejar el espectáculo) y le siguió otra renuncia.

El martes, el abogado Samuel Ingham III, designado por un tribunal en 2008 para representar a la artista mientras estuviera bajo tutela legal, también presentó su intención de dejar a la cantante.

El letrado, que lleva mucho tiempo en el punto de mira acusado de parecer más afín a los intereses de Jamie Spears que a ella misma, pretende dejar su puesto en cuanto sea designado otro letrado para llevar el caso. Se sintió molesto con lo que dijo la cantante en la declaración del 23 de junio.

El deseo de la madre de Britney

La madre de Britney, Lynne Spears, y la propia Britney han hablado de este tema, aunque ellas lo ven de otra manera.

La cantante manifestó en su intervención del 23 de junio que Ingham había intentado disuadirla de testificar ante el juez y que quería escoger a su abogado. No que se lo designase ningún tribunal.

Britney Spears junto a su madre Lynne y su padre Jamie en 2006.
Britney Spears junto a su madre Lynne y su padre Jamie en 2006. // Gtresonline

Del mismo modo, Lynne Spears cree que ha llegado el momento de que su hija tenga el letrado que ella quiera. Así se lo ha hecho saber a la Corte Superior de Los Ángeles, a la que mandó una carta el jueves 1 de julio y de la que se ha hecho eco la cadena estadounidense CNN este jueves 7. En el texto asegura que Britney Spears ya no es la misma que en 2008 y que su situación actual es mucho mejor. Su hija ya es capaz de cuidarse a a sí misma.

“Ahora, y en los últimos años, la persona bajo custodia puede cuidarse a sí misma y, de hecho, ha ganado, dentro de los parámetros de esta tutela, literalmente cientos de millones de dólares como famosa internacional”, escribe.

Amanazas a Jamie Lynn Spears y Jodi Montgomery

Los problemas no son sólo para Britney Spears. Su hermana pequeña Jamie Lynn Spears y su cotutora, la representante Jodi Montgomery, también se enfrentan a una situación complicada tras la declaración del 23 de junio.

Jamie Lynn Spears relató este fin de semana en Instagram que no había parado de recibir amenazas desde que había salido en defensa de su hermana. "Respeto que todo el mundo tenga derecho a expresarse, pero ¿pueden parar las amenazas de muerte? Sobre todo, las amenazas de muerte a los niños", denunció a través de Stories.

La situación de Jodi Montgomery no es mucho mejor. La web TMZ recoge que la representante ha pedido seguridad 24 horas al día ante el aluvión de amenazas de muerte que recibe a través de redes sociales, por correo electrónico y por teléfono tras el testimonio de la cantante en los juzgados.

Según los documentos a los que ha tenido acceso TMZ, las amenazas están cargadas de violencia y Montgomery quiere vigilancia todos los días de la semana y que se pague con los fondos de la artista.

Jodi también afirma que Britney le pidió que se quedara como cotutora legal y que la ayudara a encontrar un nuevo abogado. La idea no gusta a los fans de la cantante impulsores del movimiento #FreeBritney porque dicen que la tutela está arruinando la vida de la artista.