procesiones reales

Por qué el ataúd de la reina Isabel II está forrado de plomo

El féretro de la reina Isabel II ya se encuentra en el Palacio de Westminster, donde descansará durante cuatro días para que todos los británicos que quieran puedan despedirse de ella. Sin embargo, muchos se han dado cuenta de un detalle muy impactante: el ataúd está forrado de plomo.

👉 Isabel II y la música: su canción favorita, el artista que no quería escuchar y la polémica canción de Sex Pistols

Por qué el ataud de la reina Isabel II está forrado de plomo
Por qué el ataud de la reina Isabel II está forrado de plomo // Getty Images

Europa FM

Madrid 14/09/2022 17:22

Miles de personas ya forman una fila en la orilla sur del río Támesis, en el centro de Londres, para acceder a la capilla ardiente de Isabel II, que se instalará en el Westminster Hall del Parlamento y estará abierta hasta el lunes.

Se calcula que unas 750.000 personas llegadas de todo el país, además de turistas, tratarán de acceder a la capilla, que estará abierta hasta el lunes a las 6.30 hora local, cuando el féretro será trasladado a la vecina abadía de Westminster para celebrar un funeral de Estado.

El ataúd de Isabel II ha estado de peregrinación durante varios días por todo el país y ha habido un detalle que pocos conocen: está forrado de plomo. No se trata de la primera monarca que tiene un féretro así, ya que su marido, Felipe, y muchos otros miembros de su familia también lo hicieron.

Ataúd Isabel II
Ataúd Isabel II // Getty Images

La historia del ataúd de Isabel II

El motivo principal es que este revestimiento de plomo ralentiza la descomposición del cadáver. Se ha transportado el ataúd durante varios días y si no se toman ciertas medidas de prevención, podría ser algo bastante desagradable. Según informa IFL Science, este tipo de ataúd retrasa la descomposición al ser hermético y mantener la humedad fuera del mismo.

Este ataúd, según The Times, se construyó en 1991 expresamente para ella. Está fabricado con roble inglés y forrado de plomo, sin embargo, ni la propia funeraria con la que trabaja la Familia Real sabe quién lo construyó.

Durante la historia actual, solo Lady Di, Isabel II y su marido Felipe han descansado en este tipo de ataúd.

Te puede interesar