Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

HA FUNDADO UNA ONG

¿Recuerdas a Sandra Blázquez, de 'Física o Química'? Te contamos su radical cambio de vida

Sandra Blázquez ha invertido los ahorros de su carrera como actriz para fundar una ONG y crear una escuela en África; un cambio de lo más radical en el que ha cambiado el photocall por la ayuda social.

@europa_fm  | Madrid | 28/11/2018

Sandra Blázquez fue Alma en 'Física o Química', presentó el 'Club Megatrix', se puso en la piel de Fabiola en 'Al Salir de Clase'... El currículum de esta joven de 31 años es extenso pero hace tiempo que dejó en un segundo plano su carrera como actriz.

Empezó su andadura en el mundo de la interpretación solo 10 años y poco tardó en convertirse en una de las promesas infantiles de la época. Sin embargo, aunque ha tenido papeles en 'Tierra de Lobos' o 'Acacias 38', Sandra Blázquez prefiere cumplir un sueño humanitario que los focos y los sets de grabación.

Fue en el años 2015 cuando ella y su compañera y amiga María Fábregas llegaron a Chumvi, un pueblo de Kenia. Venían de hacer su primer voluntariado en Marruecos y "a la vuelta pensábamos que habíamos abandonado a aquellos niños, y nos planteamos que habría que hacer algo que perdurara", cuenta en su entrevista con Pedro Simón para El Mundo.

Así, estas dos jóvenes decidieron invertir todos sus ahorros y montar una escuela en Chumvi donde los niños también pudieran comer. Pusieron en marcha la ONG Idea Libre y lo que era un sueño se convirtió en realidad.

A día de hoy, la escuela cuenta con cuatro aulas y una comida caliente al día para 100 niños. Dos vigilantes, una cocinera y cuatros profesoras se encargan de que todo esté en orden. "Muchas veces pienso que es incompatible ser actriz con la cooperación: eso de estar siempre bien vestida, guapísima, ir de photocall en photocall, mostrarse en redes... Porque, en esta profesión, si no haces todo eso, eres un bicho raro. A veces se lo digo a María: no sé si podré con las dos cosas a la vez... Hay una parte de mí que me dice que me olvide del cine. Y que crezca", desvela.

Mientras no suena el teléfono para ofrecerle proyectos cinematográficos, Sandra Blázquez trabaja en el bar de sus padres.

Últimas Noticias