VIAJE POLÉMICO

Russell Crowe, criticado por sus “privilegios” en la Capilla Sixtina

Russell Crowe ha vuelto a Roma con toda su familia. El actor de Gladiator está disfrutando de un viajazo con privilegios que no gustan demasiado a sus fans. Lo que ha hecho en la Capilla Sixtina lo ha puesto en el punto de mira.

Russell Crowe, en su visita por Europa en 2022.
Russell Crowe, en su visita por Europa en 2022. // Gtresonline

Europa FM

Madrid 20/07/2022 17:03

Hacer fotografías del fresco de Miguel Ángel durante la visita a la Capilla Sixtina está totalmente prohibido. Lo saben todos los turistas excepto Russell Crowe, que se ha saltado la norma en su reciente visita a Italia y eso no ha sentado demasiado bien.

El actor de 58 años, que tuvo acceso exclusivo a la sala, entró cámara en mano y compartió fotos de la obra renacentista en su cuenta de Twitter. "No estoy seguro de que haya un privilegio más especial en el mundo que tener la llave de la Capilla Sixtina y experimentar su gloria en silencio", dice el comentario escrito por el intérprete.

La visita solitaria de Crowe y su familia a la Capilla Sixtina formó parte de un tour privado por los Museos Vaticanos, un paseo muy especial para el actor pero que indignó a sus seguidores por gozar de privilegios especiales. Se refieren a poder hacer fotos del lugar, no a pagar por hacer una visita sin más turistas.

"Mi madre caminó por estos pasillos con mi padre hace más de 20 años con los miles de turistas que acuden aquí todos los días y lo convierten en el tercer museo más popular del mundo. Esta vez la empujamos en una silla de ruedas por esos mismos pasillos. No hay multitud de turistas, solo nosotros. Mi padre falleció en 2021, pero, por supuesto, cada pasillo tiene sus recuerdos para ella directamente asociados a él".

¿Por qué no se puede fotografiar la Capilla Sixtina?

Las fotos en la Capilla Sixtina están prohibidas desde 1997. Ese año la compañía japonesa Nippon Television Network Corporation recibió los derechos exclusivos para fotografiar la sala a cambio de financiar la restauración de la famosa obra de arte. Ahora no tiene esos derechos, pero el Vaticano decidió mantener la regla y dejar la Capilla libre de fotos.

Si vas a los Museos Vaticanos y ves la sala llena de guardias es precisamente por eso, para vigilar que no se saquen instantáneas ni vídeos.

Te puede interesar