Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

ROTUNDO Y SINCERO

La vecina rubia tiene un rotundo mensaje para los que quieren ser 'influencers': "no es una profesión"

La Universidad Autónoma de Madrid ha puesto en marcha un curso para jóvenes que quieran ser influencers y el tema ha generado un sinfín de comentarios en las redes. La Vecina Rubia tiene claro qué piensa sobre el tema y ha querido compartirlo con su millón de seguidores en Facebook.

@europa_fm  | Madrid | Actualizado el 09/08/2018 a las 10:43 horas

La Vecina Rubia

La Vecina Rubia / Instagram

La Universidad se adapta a las nuevas generaciones y los nuevos tiempos. Así, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) acaba de anunciar que ofertará un curso para convertirse en influencer profesional.

La noticia ha suscitado, como era de esperar, un revuelo en redes. Los usuarios opinaban sobre si ser influencer es o no una profesión, así que La Vecina Rubia (que acumula 1 millón de seguidores solo en Facebook) ha querido transmitir a sus seguidores su opinión al respecto.

La Vecina Rubia advierte que 'influenciar' no es algo que todos puedan hacer y que es una tarea que corresponde sobre todo a padres, madres y profesores. "Ser influencer no es una profesión. Un influencer es un profesor que consigue que sus alumnos disfruten con sus clases. Una influencer es tu madre cuando lee a tu lado para inculcarte el hábito de la lectura", empieza.

"Los títulos (los de verdad, las diplomaturas, licenciaturas, grados en formación profesional, etcétera) no te aseguran educación y hoy en día ni siquiera trabajo (es así de triste), pero instar a los jóvenes a querer ser influencer me parece una locura del siglo XXI", escribe.

"Los que tenemos seguidores en Instagram somos personas, tenemos una gran responsabilidad social y tenemos que ser conscientes de todo lo que transmitimos cuando llegamos a mucha gente. A mí eso no me lo ha enseñado ninguna universidad, me lo ha enseñado el sentido común. Y todo lo demás viene de las carreras e idiomas que he estudiado y no descarto estudiar más en el futuro", continúa.

"Si todos quisieran ser influencer, no habría médicos, juezas, bomberos, ni siquiera había empresas que contraten influencers para publicitar sus productos", recalaca, asegurando que ser 'influencer' no es un camino de rosas: "mucha gente que te insulta sin motivo y que hay que saber llevar con educación y paciencia, gente que te alaba y que si no tienes los tacones bien puestos en la tierra puede hacer que tu ego crezca más que tu pelazo, momentos en los que lo pasas mal porque ante todo eres una persona detrás de una pantalla", termina.

Últimas Noticias