QUÉ OCURRIÓ REALMENTE

Chanel niega el incidente de la pistola durante su actuación en Madrid tras la final de Eurovisión 2022

La vida de Chanel no corrió peligro en su primera actuación tras la final de Eurovisión 2022. La cantante ha negado que un hombre con pistola quisiese atacarla en la Plaza Mayor, donde actuó el domingo 15 de mayo para celebrar su tercer puesto y con motivo de las fiestas de San Isidro.

Chanel, en su primera rueda de prensa tras Eurovisión 2022
Chanel, en su primera rueda de prensa tras Eurovisión 2022 // Gtresonline

Europa FM

Madrid 23/05/2022 08:45

La vida de Chanel no corrió peligro en su primera actuación tras la final de Eurovisión 2022. El domingo 15 de de mayo ningún hombre armado con una pistola entró en el camerino de la cantante durante su actuación en la Plaza Mayor de Madrid.

Lo ha confirmado María Izaguirre, directora de comunicación de RTVE, en el programa Corazón, donde ha explicado qué pasó realmente en la actuación de Chanel en las fiestas de San Isidro y cómo fue su regreso a España tras la final de Turín.

La vuelta de Chanel a España

Chanel regresó a España el domingo 15 de mayo. Aterrizó en el Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid Barajas donde la esperaba un autobús que, escoltado por la Policía, la llevó a ella y a sus cinco compañeros a los estudios de TVE en Prado del Rey.

Una vez allí, Chanel se preparó y maquilló para la actuación en la Plaza Mayor de Madrid. Y, tras prepararse, el equipo completo se trasladó hasta el centro en una furgoneta acompañada de las autoridades.

Qué pasó durante la actuación de Chanel en San Isidro

En el escenario de San Isidro Chanel no tenía camerino, por lo que es imposible que un hombre entrase a él armado. Además, la cantante estuvo en todo momento arropada por la Policía y sus compañeros.

Lo que sí es verdad es que ese día sí hubo una detención, pero ocurrió horas antes de que llegase Chanel a la Plaza Mayor. Al parecer varios seguidores de Chanel detectaron que había un hombre dentro del recinto con un comportamiento extraño y avisaron a la Policía.

El hombre se negó a mostrar la identificación y al ser cacheado comprobaron que no tenía ningún arma ni objeto hiriente. Afortunadamente todo quedó en una confusión y la vida de Chanel no corrió peligro.