'THIS IS POP'

Cómo recorrer la historia de la música pop sin levantarte del sofá

This is Pop es uno de los documentales más sonados de los últimos meses, una apuesta entretenida, divertida y con contenido para rememorar la historia del pop, desde su origen hasta la actualidad.

Un recorrido por la historia de la música pop sin levantarte del sofá
Un recorrido por la historia de la música pop sin levantarte del sofá // This is pop

Ignacio Pillonetto

Madrid 09/07/2021 07:47

¿Qué es el pop?

Diríamos que el pop es uno de los grandes géneros musicales que nace a partir de la combinación de varios géneros, como el rock, el dance, la música latina o el R&B y su ensamblaje con melodías y estribillos pegadizos. Todo eso acompañado de los acordes de una buena guitarra, una batería, un bajo y algún sintetizador. Vale, entonces si eso es el pop, ¿de qué va la serie documental This Is Pop?

This Is Pop va de eso, de dar respuesta a la pregunta con la que comenzaba este texto; ¿qué es el pop?

La producción de Netflix consta de ocho episodios, en los que se explora, no solo el origen del género, sino también cómo es la cultura que se ha creado a su alrededor, además de analizar su evolución a lo largo de las décadas. Desde su nacimiento, en los años 60, hasta su capacidad para reunir a cientos de miles de personas en los grandes festivales del planeta. En los capítulos se pueden ver a bandas y artistas del nivel de Oasis, Blur, Shania Twain, T-Pain, Cher u Orville Peck, así como el nacimiento de festivales como el Glastonbuny.

Y, de esta manera, cuando comienza el recorrido histórico que propone el documental, de la mano del éxito cosechado por Boys II Men en los años 90, se comprende que el pop no entiende de colores ni estereotipos sociales: "Normalmente, los grupos de R&B despuntan entre el público negro, en la radio negra, y luego se popularizan. Pero ellos lo petaron desde el principio".

Normalmente, los grupos de R&B despuntan entre el público negro, en la radio negra, y luego se popularizan. Pero ellos lo petaron desde el principio

A veces se podría cometer el error de menospreciar al pop como género musical y aislarlo como una mezcla de melodías y estribillos comerciales que tienen que gustar a todo el mundo. This is Pop sirve para borrar cualquier prejuicio que pudiera estar adherido al pop para entender su magnitud y su valor dentro de la industria de la música. Ya a finales de los años 60, también los conciertos jugaron su papel para cimentar su consolidación, como lo hizo el Festival Internacional de Música Pop de Monterey en California, el que es considerado como el primer festival pop. De fondo, la guerra de Vietnam seguía sonando, entre manifestaciones y protestas en las calles.

El pop sueco y el pop británico

Más adelante, la historia vira hacia el pop británico y el nacimiento de bandas tan emblemáticas como son Oasis y Blur. Sin lugar a dudas, este es uno de los capítulos que más se disfrutan de toda la docuserie, que salta de de década en década para ofrecer un mapa sobre cómo fue la evolución y el apogeo del pop en todo el mundo y, en este sentido, la influencia de Oasis está fuera de toda duda.

Además, no se olvida del conflicto entre la banda de los hermanos Gallagher y los chicos de Blur, la otra gran banda británica de aquellos años. Los jugadores del FIFA 98 lo recordarán, especialmente.

Por supuesto, tampoco podía faltar el pop sueco, personificado en ABBA. Para conocer mejor al legendario grupo europeo hay que viajar hasta la década de los 70 y celebrar su victoria en Eurovisión. Resulta muy interesante comprender lo que supuso aquella conquista en el certamen europeo, ya que les permitió darse a conocer al mundo entero con su canción Waterloo. Lo curioso es que el triunfo no terminó de entenderse en su país y tuvo una repercusión negativa entre los suyos, que exigían canciones más profundas, con una mayor carga política en sus letras. Esta frase se escucha en el documental: "Suecia se resistía al estrellato pop de Abba al no corresponderse con su imagen de si mismos, de nación humilde y socialista".

En total, son ocho capítulos para reflexionar en torno a la música y al pop de la mano de otros artistas como Shania Twain, T-Pain y Brandi Carlile. Después de ver el documental, los entresijos de la industria musical parecen estar más claros, al menos un poco más, para valorar, desde otro punto de vista, el valor cultural del pop en la sociedad.