COSTA RICA | DICE QUE TODO ERA “UNA BROMA”

Detenido un colombiano por amenaza de atentado en el concierto de Ariana Grande

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) informaba de la detención de un ciudadano colombiano de 22 años, como sospechoso de "amenaza de atentado" en el concierto de Ariana Grande en el país.

La deseada sudadera de Ariana Grande
La deseada sudadera de Ariana Grande // Redes Sociales

Europa FM

Barcelona 11/07/2017 09:43

Los agentes judiciales recibieron informaciones sobre "una alerta de una aparente amenaza realizada a través de medios electrónicos" en una de las webs de la organización del evento, por lo que procedieron a identificar al sospechoso y el lugar de procedencia de dichos mensajes amenazantes, un apartamento de Moravia, en San José, donde procedieron a la detención del sospechoso, que aseguró que todo era “una broma”.

En comparecencia pública, el ministro costarricense de Seguridad, Gustavo Mata, comentaba: "El sujeto indica que fue una broma que no esperó que se tomara con tal seriedad; en ese momento fue reprendido por sus padres, quienes están muy angustiados por la situación que causó la irresponsabilidad de su hijo”. El joven, de apellido Caicedo, a quien se le atribuyen los delitos de amenazas e instigación pública, fue puesto posteriormente en libertad, pero continúa el proceso legal en su contra.

"Al realizar todas las pesquisas no se logran identificar artefactos explosivos o alguna arma que se fuera a utilizar en el supuesto acto terrorista y no había documentación que fuera a presumir que se diera tal hecho", detalló el ministro Mata. El colombiano tiene residencia en Costa Rica desde el 2013, al igual que sus familiares. "No se le conoce actividad laboral, es un sujeto de 22 años, vive con su familia y esperamos tener claro la resolución del Ministerio Público y también sobre su estancia de migración, para ver lo que corresponde, si se va a expulsar del país o no", expresó el ministro.

La amenaza obligó a las autoridades costarricenses a reforzar el operativo de seguridad que de por sí ya llevaba a cabo en el Parque Viva, sitio donde se tuvo lugar el concierto de Ariana Grande, así como en sus alrededores.

El pasado 22 de mayo un atentado mató a 22 personas e hirió a 64 a la salida de un concierto de Ariana Grande en Manchester.