Repasamos los grandes éxitos de Kylie Minogue

Kylie Minogue versiona 'Marry The Night'

Kylie Minogue nos presenta su versión de Marry The Night, un tema de Lady Gaga, que la cantante australiana versiona para celebrar los 10 años de Born This Way.

Kylie Minogue versiona Marry The Night
Kylie Minogue versiona Marry The Night // Portada de disco

Ignacio Pillonetto

Barcelona 18/06/2021 14:48

Hay que irse muy atrás en el tiempo para ver a Kylie Minogue interpretar I Should Be So Lucky, vestida con una bata, dentro de una bañera y con esa expresión tan inocente en su mirada. En concreto, hay que remontarse al año 1987 y, la verdad, es que la cantante australiana ha sido afortunada, como decía la canción que la colocó en el panorama internacional de la música. La leyenda urbana cuenta que Kylie grabó el single en poco más de media hora, mientras compaginaba su incipiente carrera musical con la de actriz en una telenovela australiana.

Hoy, Kylie Minogue es una de las estrellas de la música pop más reconocidas del mundo, que puede darse el lujo de mirar a Madonna sin despeinarse y continuar generando millones de euros alrededor de su figura. Su última canción tiene pinta de convertirse en un nuevo hit: Marry The Night, un tema de Lady Gaga, que Kylie ha versionado y que, al ritmo de "do you believe in magic", deja claro que la artista sabe reinventarse muy bien. Marry The Night forma parte del renovado lanzamiento de aquel segundo disco Born This Way de Lady Gaga, que cumplió 10 años. Han sido muchas las idas y vueltas que han tenido las dos estrellas, mensajes de cariño, y de admiración, mutuos que han culminado en la colaboración de Kylie para este disco tan especial.

La Venus de los escenarios

¿Qué hace falta para llegar a la cumbre del pop y mantenerse? ¿Videoclips con docenas de hombres y mujeres semidesnudos? ¿Canciones de amor con estribillos pegadizos? ¿Coreografías mecanizadas con un punto de sensualidad? ¿Hasta cuándo se puede perpetuar la imagen de la diva? Un caballo que galopa a cámara lenta, mientras cientos de cuerpos masculinos y femeninos se tocan y contornean al son de un baile que envuelve a Kylie Minogue hacia su interior es lo que vemos en All The Lovers, una de las canciones del disco Afrodita.

Y, como si se tratara de una Venus moderna, Kyle sigue teniendo un algo que enamora. La fórmula la repite en, prácticamente, todos sus vídeos, donde ella es la reina absoluta, rodeada por bailarines que danzan a su ritmo, porque ella es la que manda. All The Lovers refleja el deseo y el erotismo, que tan presentes están en sus canciones y videoclips. Sin lugar a dudas, el tema es la guinda de oro de Afrodita, uno de sus mejores trabajos musicales. No hay una imagen que lo represente mejor que la torre humana que forman los amantes en la secuencia final.

La nostalgia se llama Disco

Desde el Can’t Get You Out Of My Head, hasta Come into My World, el vestuario de la estrella siempre ha sido uno de sus sellos más personales. Se podría hacer una analogía entre su indumentaria y su música, tan cambiante, provocativa, y con un ligero toque retro, que le permiten volver a sus raíces cuando le place. Así lo demuestra con Disco, su último álbum, retro donde los haya.

Kylie Minogue es una artista incombustible, de esas que no solo no muestran signos de agotamiento, sino que parecen disfrutar con cada nueva reinvención. Y no, no nos referimos, únicamente, a sus trajes dorados o vestidos ceñidos de cuero, sino a sus dotes interpretativas que se amoldan al momento que le corresponde. Lo dejó patente en Disco, el retorno a ese sonido nostálgico discotequero, que tan bien le sienta a su voz.

A veces parece que la australiana quisiera convertirse en una bola de luces de un club nocturno, donde el brillo, la música y las ganas de bailar no terminaran nunca. Así es Kylie, un reflejo de su voz, elegante y magnética, que resulta imposible dejar de escuchar. Que la música no pare.