en londres

Lenny Kravitz derrocha fuego y rock 'n' roll durante su show en la final de la Champions

El genio del rock Lenny Kravitz ha sido la estrella invitada para actuar en la final de la Champions entre el Real Madrid y Borussia Dortmund. El artista hizo suyo el estadio de Wembley con un mash-up de varios temas suyos como Fly Away o Are you gonna go my way.

Lenny Kravitz
Lenny Kravitz | Getty

Europa FM

Madrid02/06/2024 09:02

¡Wembley ha vibrado muy fuerte al ritmo de Lenny Kravitz!

La final de la Champions League entre el Real Madrid y el Borussia Dortmund, que ha terminado con la victoria para el equipo español, ha contado con un invitado muy especial para inaugurar la jornada del sábado. El artista de 60 años y ganador de cuatro premios Grammy ha puesto el toque musical para calentar el ambiente.

Durante seis minutos, ha hecho un repaso por su extensa trayectoria en el rock interpretando temazos clásicos como Fly away, Human y Are you gonna go my way. Los miles de espectadores presentes en el estadio de Wembley han vivido el show con mucha intensidad, al que no le han faltado un gran cuerpo de baile y hasta pirotecnia.

Semanas antes del show en la final de la Champions, Lenny reconocía estar muy nervioso, pero preparado para dar espectáculo: "Me siento verdaderamente lleno de energía. Va a ser un evento tan emocionante antes de una final que significa mucho para todos. Es una excusa perfecta para reunirnos y disfrutar de un poco de música".

Una larga trayectoria en la música

El estadounidense ha puesto el broche de oro a una carrera musical prolífica que ya le permitió ganar cuatro premios Grammy como mejor solista rock masculino entre 1999 y 2002. Además, recientemente consiguió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood por su impacto a la cultura popular.

Lenny Kravitz
Lenny Kravitz

"Cuando era adolescente, pasaba mucho tiempo caminando por Hollywood Boulevard, viendo los nombres de todos mis ídolos. Nunca soñé con tener una estrella. Soñaba con hacer la música que quería y hacer lo mío. Ver mi nombre grabado permanentemente en la misma calle es una sensación surrealista e indescriptible", dijo el cantante.