¿TONGO EN EUROVISION?

Los votos irregulares de Eurovisión están siendo investigados: la UER pide tiempo antes de hacer cambios

Que varios países hayan denunciado que sus votos del jurado profesional no fueron los mismos que los que se otorgaron en la final ha despertado todo tipo de especulaciones sobre la organización de Eurovisión y las presuntas irregularidades que se han podido llevar a cabo. Ahora, la Unión Europea de Radiodifusión pide tiempo y paciencia para investigar qué ha sucedido.

La primera reacción de Chanel tras su actuación en Eurovisión: "Estoy llorando pero de emoción. Ha sido increíble"
La primera reacción de Chanel tras su actuación en Eurovisión: "Estoy llorando pero de emoción. Ha sido increíble" // Jens Büttner | Europa Press

Europa FM

Madrid 17/05/2022 17:35

Las irregularidades están siendo investigadas y la Unión Europea de Radiodifusión, encargada del recuento de votos de Eurovisión, pide tiempo y paciencia antes de hacer cualquier cambio. Así lo informa la agencia EFE, que remite a un comunicado de la UER de este mismo martes.

La irregularidad de la segunda semifinal: el origen de la polémica

La UER detectó en la segunda semifinal que seis países emitieron su puntuación con un patrón de votos similar. Estos países eran Azerbaiyán, Georgia, San Marino, Rumanía, Polonia y Montenegro, que otorgaban 12 puntos a Chipre.

Ante esta irregularidad, la UER decidió anular estos votos y otorgar nuevas puntuaciones mediante el sistema con el que se hace el televoto ficticio de San Marino cada año.

¿Y cómo se hace? Tal como explicaba el experto Juanma JD en su cuenta de Twitter, cada año, para sortear las semifinales se usan grupos de países por patrones de votación similares e identidad sociocultural. De esta manera, la UER se ha asegura que en una semifinal actuarán tres países del mismo grupo, y los otros tres en la otra semifinal.

Así, para cada país que votó de manera irregular se le asignaron los votos de otros países de su mismo grupo. ¿El problema? Que la UER no les comunicó en la segunda semifinal que habían detectado esta irregularidad y que iban a cambiar sus votos, dejándolo para la final. Motivo por el cual la organización no autorizó que los presentadores de Rumanía, Georgia y Azerbaiyán conectasen en directo con la gala para emitir sus votos.

Sí lo hicieron los otros tres, San Marino, Montenegro y Polonia, porque sus 12 puntos sí coincidían con los que iban a dar según su patrón.

La UER pide tiempo para "seguir revisando irregularidades"

Este mismo martes, la UER pedía en un comunicado tiempo para seguir investigando estas posibles "pautas de voto irregulares" de estos seis países durante la segunda semifinal del certamen. Aseguran que necesitan tiempo antes de llegar a conclusiones y hacer posibles cambios.

Si la UER eliminase la estimación de votos realizada, la clasificación final dejaría a España en segunda posición, ya que el Reino Unido —que pasaba por encima de España en el ranking con una diferencia de siete puntos— perdería 52 puntos y España ganaría 32.

"El proceso necesita concluirse antes de que podamos hacer nuevos comentarios", señala en este breve comunicado la UER, ante las críticas de países como Rumanía, cuyos votos del jurado no fueron tenidos en cuenta durante la final debido a estas sospechas de la semifinal. El domingo la UER indicó que no tuvo en cuenta los votos de los jurados de estos seis países durante la final disputada un día antes, y en lugar de ello calculó sus votos "basándose en los resultados de otros países" con similares votaciones.

¿Hay posibilidades de que cambie la clasificación y España sea segunda?

Segun informa la agencia EFE, es poco probable que una revisión de los votos suponga un cambio en el ganador de esta edición, que fue Ucrania con más de 170 puntos de ventaja sobre sus seguidores.

Lo que sí se podría alterar son las posiciones más reñidas, como las de Reino Unido (segunda) y España (tercera), separados en la clasificación final por sólo siete puntos.

En la edición de 2019 se produjo una situación similar, en la que los votos de Bielorrusia se calcularon aleatoriamente pero fueron añadidos de forma errónea: en aquella ocasión, una revisión posterior hizo que España perdiera seis puntos, aunque ello no cambió su posición final (22 de 26 participantes).

Aquella corrección final, también rodeada de polémica, no afectó tampoco al podio del festival, aunque Suecia pasó de la sexta a la quinta posición, y Macedonia del Norte de la octava a la séptima.