A MENOS DE DOS HORAS

10 piscinas y entornos naturales para bañarse en Madrid

Las altas temperaturas que se alcanzan en Madrid durante el verano incitan a alejarnos de la ciudad y buscar sombras y lugares para refrescarnos. Por eso te dejamos una lista de los diez entornos naturales donde puedes ir a bañarte sin necesidad de salir de la Comunidad de Madrid y que te permitirán desprenderte del calor del asfalto.

Piscinas naturales muy cerca de Madrid
Piscinas naturales muy cerca de Madrid // Pixabay

Europa FM

Madrid 03/08/2021 07:04

En Madrid existen varias zonas naturales en los que puedes disfrutar de un baño refrescante y así alejarte del calor insufrible de la ciudad. Además, ahora con el coronavirus es más seguro estar en lugares amplios que en piscinas urbanas que, por lo general, son espacios más reducidos y donde se concentra un mayor número de personas. Las pozas, pantanos, arroyos y riachuelos son algunas de las alternativas a las piscinas municipales cuando no hay una playa cerca.

Lugares naturales para bañarse en Madrid

  • Pantano de San Juan

Probablemente hayas oído hablar del Pantano de San Juan, pues es, sin duda, uno de los lugares más famosos para bañarse en la Comunidad de Madrid. Es conocido como "la playa de Madrid". Fue construido en 1955 y se encuentra entre los municipios de San Martín de Valdeiglesias, El Tiemblo, Cebreros, y Pelayos de la Presa.

Sus aguas dulces proceden del río Alberche, afluente del Tajo. Y la orilla de arena ocupa 14km.

Pantano de San Juan title=
Pantano de San Juan // Wikimedia

  • Las Presillas de Rascafría

Las Presillas de Rascafría se encuentran en el Valle de El Paular. Se trata de tres piscinas naturales situadas en el cauce del río Lozoya. El lugar es perfecto para pasar el día y hacer un picnic en el césped. Además, se pueden realizar múltiples actividades, como montar a caballo o en bici.

Las Presillas de Rascafría  title=
Las Presillas de Rascafría // Wikimedia

  • Presilla de Canencia

El lugar es ideal para pasar el día en los alrededores y aprovechar para darse un chapuzón en la represa del arroyo de Canencia. El agua es muy fría, por lo que es muy agradable tras haber hecho una larga excursión.

Hay un zona equipada con mesas y un área de juegos infantiles. Muy cerca se encuentra la Chorrera de Rovellanos, una cascada impresionante y muy relajante.

Presilla de Canencia title=
Presilla de Canencia // Wikimedia

  • Pozas de Puebla de la Sierra

También se conocen como Pozas del Berrueco, aunque se encuentran en Puebla de la Sierra. El río de la Puebla recoge el agua de los riachuelos que bajan de la sierra. De esta manera, se forman pequeñas pozas.

Hay que tener cuidado, sobre todo si se visita con niños, porque alguna de estas pozas es bastante profunda. Además, el pueblo es muy bonito y tranquilo, la visita es muy recomendable.

  • Embalse del Atazar

Es el embalse con mayor caudal de toda la Comunidad de Madrid y sus aguas proceden de los arroyos Jóbalo y Lozoya. Es un embalse de gran tamaño por lo que hay diferentes zonas para bañarse. Además, dependiendo de la zona se puede hacer piragüismo, kayac y otras actividades. También se puede aprovechar para hacer una ruta por los alrededores.

Embalse del Atazar title=
Embalse del Atazar // Wikimedia

  • Los Villares de Estremera

Se conoce popularmente como la playa de Estremera. Está bañada por el río Tajo. Dispone de varios servicios como un merendero, chiringuito, zona infantil y actividades deportivas. Además, la zona está rodeada de un bosque de pinos.

  • Playa del Alberche

Es la confluencia de los ríos Alberche, Perales y Berciana, en el término municipal de Aldea de Fresno. Es una playa con arena, quiosco, merenderos y mucha sombra para relajarse y leer o descansar.

Está rodeada de encinas, chopos y pinos. Es perfecto par los niños ya que sus aguas no cubren y no existe peligro. También es un lugar ideal para hacer un picnic en familia.

Playa de Alberche title=
Playa de Alberche // Wikimedia

  • Embalse de Picadas

A pocos kilómetros del Embalse de San Juan se encuentra el embalse de Picadas. Se sitúa entre los municipios de Pelayo de la Presa y Aldea del Fresno, en la sierra de Gredos. Se encuentran instalaciones como mesas de madera o fuentes de agua. También se puede practicar piragüismo y hacer rutas de senderismo por la zona.

Embalse de Picadas title=
Embalse de Picadas // Wikimedia

  • Embalse de Riosequillo

Este embalse se ubica en Buitrago del Lozoya y es una de las piscinas naturales más grandes de la Comunidad de Madrid, pues tiene una superficie de 4.5000 metros cuadrados.

Posee infraestructuras como: vestuarios, aseos, enfermería, canchas de fútbol sala o baloncesto, área de juegos infantiles y sobre todo espacios verdes para hacer rutas o descansar a la sombra. El precio de la entrada es de 3 euros, excepto fines de semana y festivos que el precio aumenta a 5 euros.

Embalse de Riosequillo title=
Embalse de Riosequillo // Wikimedia

  • Las Berceas de Cercedilla

Es un parque recreativo de 30 hectáreas rodeado de pinos silvestres. Las piscinas están tratadas con cloro, pero se siguen considerando piscinas naturales porque cuando fueron construidas, en los años 70, el agua procedía del Arroyo de la Venta.

Son dos grandes piscinas de agua fría y el recinto posee baños, enfermería, vestuarios, merenderos y un parque infantil. El precio de la entrada entre semana es de 6 euros y 7 euros los fines de semana. Sea donde sea, visitar alguno de estos pantanos siempre es un muy buen plan para escaparse de Madrid y respirar aire fresco.