EL VERANO NO ES PARA SUFRIR

Cómo dormir en noches de mucho calor: trucos para conciliar el sueño

Lo intentas pero no puedes. El calor en verano suele hacer estragos por la noche a la hora de conciliar el sueño y las altas temperaturas pueden ser desesperantes para los que sufren de insomnio. Anota estos 15 sencillos trucos para hacer más llevaderas las noches de verano.

Cómo dormir en noches de mucho calor: trucos para conciliar el sueño
Cómo dormir en noches de mucho calor: trucos para conciliar el sueño // Pexels

Europa FM

Madrid 09/06/2021 22:03

Aplastante, agobiante, sofocante. El calor nocturno puede convertirse en una auténtica tortura para los que viven en grandes ciudades o en áticos y pisos donde la ventilación no sea adecuada, así que conviene conocer los remedios caseros más efectivos para disimular las altas temperaturas o, al menos, no notarlas tanto.

La temperatura óptima para dormir está entre los 16 y los 21 grados, pero en verano los termómetros pueden subir más aunque sea de noche. Ahí es cuando entra en juego la sabiduría popular para mantener a raya los sofocones.

1. Tápate un poco

No decimos con una manta ni con una sábana, sabemos que eso es imposible para muchos. Lo que es recomendable es dormir con un pijama de algodón para asegurarse de que no dejamos ni un rastro de sudor en nuestro cuerpo y de que este respira.

2. Refresca las sábanas con un poco de agua

Si no te importa mojarte la piel un poco, humedece la ropa de tu cama para enfriarla y sentir que el cuerpo se refresca con ella. Eso ayudará a paliar el calor tan sofocante que nos atrapa todas las noches.

3. Haz lo mismo con las cortinas

Primero mojamos las cortinas y después las dejamos echadas ante la ventana abierta para que la brisa que pasa a través de ella pueda llegar más fresquita hasta la cama. Con ello, tendremos un aire parecido al del ventilador pero sin el sonido tan molesto que nos impide descansar.

4. Apaga todo lo que puedas

Desconecta los cables de los enchufes. Además de ahorrar en energía, las tomas de corriente cuando están en pleno funcionamiento desprenden mucho calor, por lo que es mejor despejar el ambiente desenchufando todo antes de irnos a dormir.

5. Congela un poco de arroz

¿Cómo va a servir esto para poder dormir mejor? Sabemos que suena raro, pero es de lo más efectivo. Si ponemos arroz en un calcetín (mejor que sean deportivos para que los granos no se queden pegados) y después lo congelamos, lo podremos usar para refrescarnos. Colocando este invento en los lugares donde se encuentre el pulso como en la muñeca o en los tobillos, tendremos un resultado más efectivo.

6. Vigila lo que bebes

Ya nos lo dicen los expertos: mejor no beber antes de ir a dormir. Si lo hacemos, puede interrumpir nuestro descanso y despertarnos para hacer un viajecito al baño. En lugar de echar un trago, mejor guardar una botella congelada al lado para poder usarla si el calor no nos permite cerrar los ojos.

7. Enfría la ropa de tu cama

¿Cómo? Pues muy fácil, bien dobladita y directa al congelador. Si no te ha servido humedecerlas, esta es la solución perfecta. Déjala unos minutos dentro, tampoco nos pasemos con el tiempo que sino no la podremos usar.

8. No compartas cama

Probablemente nuestras abuelas nos dirían que está mal, pero en esta época del año es mejor ser un poco maleducados y no compartir la cama. Si estamos solos, no tendremos que soportar el calor que emana el otro cuerpo y tendremos más espacio para buscar aquel rincón que aún no haya sido atacado por el calor.

¿Dormir solos o en pareja? La ciencia desvela cómo se descansa mejor title=
¿Dormir solos o en pareja? La ciencia desvela cómo se descansa mejor // ¿Dormir solos o en pareja? La ciencia desvela cómo se descansa mejor

9. Colócate en el nivel más bajo posible

El aire caliente se acumula por arriba, así que si nos tumbamos en un punto más bajo podremos evitar un poco ese bochorno que se respira en las alturas.

10. Refresca tus muñecas o tobillos

Antes de meterte en la cama, puedes mojarte con agua fría las muñecas y los tobillos. Esto ayudará a que baje tu temperatura corporal. También es posible tener al lado de la cama un pequeño spray pulverizador por si lo necesitas en mitad de la noche.

11. Coloca un cuenco con hielo enfrente al ventilador

Con esto ayudarás a que el aire del ventilador sea menos caliente y por lo tanto, refresque mucho más la habitación.

12. Mantén las persianas bajadas durante el día

Si durante las horas de más calor mantienes las persianas y cortinas cerradas, conseguirás que la habitación no se recaliente y así la temperatura será más baja.

13. Date una ducha de agua tibia

Una ducha de agua tibia antes de dormir hará que tu cuerpo nivele su temperatura. No lo hagas con agua demasiado fría o nada más salir empezarás a notar los grados de más, lo que puede provocar que sudes y la ducha no haya servido para nada.

14. Cenar liviano

No te empaches antes de meterte en cama o tardarás más en conciliar el sueño. Además, las cenas muy copiosas pueden provocar malestar y gases. El gazpacho, los yogures, la fruta o una ensalada frugal son buenas opciones para no hincharte.

15. No utilices el móvil

La luz que desprenden las pantallas -ya sean del móvil o de cualquier otro dispositivo electrónico- dificultan la conciliación del sueño y en consecuencia retrasa la llegada de la fase REM, lo que provocará que al día siguiente sintamos más somnolencia. Deja de utilizarlo al menos una hora antes de acostarte para que no se resienta la calidad de tu descanso.

Buenas noches... sin móvil title=
Buenas noches... sin móvil // Shutterstock