Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SE ADELANTA A EUROPA

La isla italiana de Capri prohíbe los plásticos de un solo uso

A partir del mes de mayo, estará prohibido el uso de cubiertos, platos, vasos o cualquier otro elemento de plástico de un solo uso en la isla de Capri (Italia). Esta nueva ordenanza municipal se adelanta a la normativa que la Unión Europea aplicará en 2021.

👉 Únete a la #PrimaveraSinPlásticos ¡y llévate una bicicleta plegable de Europa FM!

Europa FM | EFE
Vista de una playa en la isla de Capri, al sur de Nápoles.

Vista de una playa en la isla de Capri, al sur de Nápoles. / EFE

La isla italiana de Capri, situada frente al golfo de Nápoles, ha dado un paso al frente al prohibir, a partir del próximo mes de mayo, el uso y la comercialización de plásticos de un solo uso, un veto que la Unión Europea (UE) no aplicará hasta 2021.

Cubiertos, platos, vasos, recipientes para alimentos o cualquier otro elemento hecho con plástico que no sea biodegradable no tendrán permitida la entrada a esta isla, según la ordenanza municipal que aprobó el Ayuntamiento.

Capri, que cuenta con una población de poco más de 7.000 habitantes, es uno de los destinos vacacionales más exclusivos y concurridos de Italia y ya hace años que impuso una tasa turística para conservar el entorno ante la llegada masiva de visitantes.

El objetivo de esta nueva normativa es "reducir el problema de la contaminación, mejorar la recogida selectiva de residuos y, obviamente contribuir al cuidado del medioambiente", asegura a Efe Gianni De Martino, el alcalde de esta isla de la región de Campania.

"Tenemos un grandísimo problema y hay que contribuir. Todos hemos escuchado hablar de las famosas islas de plástico que hay en el mar", señaló el edil para justificar la medida.

Con esta prohibición, Capri mete la directa y se avanza un año y medio a la directiva europea, ya que el Parlamento Europeo marcó 2021 como fecha de caducidad de los plásticos de un solo uso.

En la isla la prohibición entrará en vigor el próximo 15 de mayo, a las puertas de la temporada de verano, y se aplicará a todo el territorio, con especial atención a las playas y a la franja costera, que son las más afectadas por la contaminación por los residuos plásticos abocados al mar.

Una situación que ya puso sobre la mesa una investigación de la asociación medioambiental 'Legambiente' en 2017. El estudio revelaba que el espacio marítimo entre la isla de Capri y tierra firme era donde se encontraba la mayor presencia de residuos de Campania, con una densidad cuatro veces superior a la media de Italia.

Además, el Consejo de Ministros de Italia aprobó un proyecto de ley que permitirá a los pescadores recoger el plástico que queda en sus redes, ya que hasta ahora tenían que arrojarlo al mar para no enfrentarse a un delito de transporte ilegal de residuos y además tenían que pagar por su eliminación.

Los productos de plástico que ahora prohíbe Capri y que vetará Europa en 2021 constituyen el 70 % del total de los desechos marinos. Su lento proceso de descomposición hace que el plástico se acumule en mares y playas y que sea ingerido por animales que después también consumimos nosotros.

Precisamente esta semana apareció muerto un cachalote con más de veinte kilos de plástico y un feto ya fallecido en su interior, ante las costas del turístico Porto Cervo, en la isla de Cerdeña.

El consistorio consideraba que una isla como Capri, con una gran "proyección internacional", no podía quedar al margen de las iniciativas "dirigidas a una protección ambiental y naturalista cada vez más específica".

Según De Martino, la normativa supone "un cambio muy importante", sobre todo para los supermercados, que deberán "dotarse de productos biodegradables" y dejar de vender todos aquellos que estén hechos con plástico de un solo uso.

Para que los establecimientos puedan dar salida a los productos que ya tienen en sus almacenes, el Ayuntamiento dará un periodo de gracia de 90 días tras la entrada en vigor de la normativa. Después de esa fecha, quien se salte la prohibición se tendrá que enfrentar a una multa que va de los 25 a los 500 euros.

A la medida de Capri se han sumado otras islas y poblaciones cercanas al mar, como Procida o Nápoles y muchas otras, según De Martino, se preparan ya para aprobar iniciativas similares. "Estamos buscando imitarnos entre nosotros para tener un resultado mucho mayor", concluye el alcalde.

Últimas Noticias