Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TRUCOS

Guía definitiva para quitar el hielo del parabrisas durante el invierno: consejos y falsos mitos

Con la llegada de las primera heladas, los conductores vuelven a tener que lidiar con el hielo y la nieve en sus coches. Un problema simple que, en muchas ocasiones, puede acabar en desastre si no se retira de forma correcta. Por ello, aquí os dejamos una guía para evitar tener complicaciones mayores con tu vehículo

Europa FM
  Madrid | 28/12/2020
Hielo en el coche

Hielo en el coche / PIXABAY

El frío, las heladas y la nieve ya han llegado. Y con ello, las mañanas en las que, al salir de casa, nos encontramos con el cristal de nuestros coches cubierto de hielo. Un problema muy común con el que debemos lidiar si queremos llegar a nuestro destino pero que, si tratamos mal, puede acarrearnos muchos problemas económicos y de seguridad.

Retirar de una forma incorrecta la capa de hielo y nieve de nuestros parabrisas puede provocar una mala visibilidad durante la conducción e incluso la rotura del cristal. Por ello, aquí os traemos los consejos y recomendaciones que los expertos aconsejan realizar y lo que nunca debes hacer si quieres evitar tener problemas mayores con tu vehículo.

Todo el mundo conoce soluciones basadas en mitos y en consejos. Sin embargo, y según los expertos, la mayoría de ellos lo único que provocan son complicaciones que, como mucho, pueden ser soluciones parciales y que acaban derivando en más problemas. Para ellos, la herramienta imprescindible que todo conductor debe tener en su vehículo es una rasqueta.

👉 Los "trucos cojonudos" de Pablo Motos ante el coronavirus: recomendaciones para evitar contagios y estar mejor

El agua caliente, la sal o incluso rascar el hielo con otro elementos que no sea una rasqueta provoca debilidad en la superficie del vidrio, rasguños y en muchos casos rotura. Especialmente con el agua caliente que, aunque parezca que funciona de forma inmediata, puede causar cambios en la temperatura del cristal que hagan que se rompa o incluso llegue a explotar poniendo nuestra salud en peligro.

El agua a temperatura ambiente tampoco es una buena solución. Añadir más líquido al cristal lo único que provoca es que el hielo y la nieve aumenten su grosor además de complicar aún más su retirada.

HAY QUE RETIRAR TODO EL HIELO

Al retirar el hielo debemos de hacerlo de forma completa. Quitar solo el que está en la zona del cristal del conductor provoca que se vuelva a generar más hielo alrededor y por lo tanto dificulta visibilidad del conductor.

Por último, otra de las recomendaciones que los expertos aconsejan es preparar el coche por las noches si se va a exponer el vehículo a la intemperie durante muchas horas. Levantar los limpiaparabrisas para evitar su congelación ayuda a que al día siguiente se pueda despejar el cristal con el aire acondicionado.

Asimismo, dejar la ventana abierta no ayuda a evitar la congelación de los motores, por mucho se haya extendido esta recomendación, realmente es un falso mito.

Últimas Noticias