PLAQUETAS BAJAS

Identifican las causas de los trombos asociados a los vacunados con AstraZeneca

Reino Unido ha identificado la causa asociada a los trombos registrados en la muerte de 30 personas —de los 18,1 millones de vacunados en ese país—que recibieron AstraZeneca.

Identifican las causas de los trombos asociados a los vacunados con AstraZeneca
Identifican las causas de los trombos asociados a los vacunados con AstraZeneca // Pexels

EFE

Europa FM

Madrid 05/04/2021 14:46

La Agencia Reguladora de Medicinas y Cuidados para la Salud (MHRA, en inglés) en Reino Unido ha publicado las conclusiones de un estudio en el que ha observado los 30 incidentes —22 correspondientes a trombos cerebrales venosos y ocho con la coagulación en sangre— de los vacunados con AstraZeneca.

Según se desprende de su análisis, la muerte provocada por los trombos están asociados a plaquetas bajas y puede tener un origen autoinmune, lo que significa que tras la administración de la vacuna algunos anticuerpos que se producen en el cuerpo producen una 'reacción cruzada' que desencadena los trombos.

Por tanto, la vacuna de AstraZeneca no aumenta de forma global el riesgo de trombos —mientras que la infección por COVID sí— y tampoco se ha visto relación con los factores de riesgo considerados para desarrollar una trombosis —factores genéticos, inmovilización, etc—.

Cabe destacar que en Reino Unido toda la población —sin diferencia de edad— ha recibido la vacuna de AstraZeneca y los estudios concluyen que no hay un patrón por edad ni género, sino que ese mínimo riesgo existe en la toda la población. De los 18,1 millones de vacunados, solo se han registrado 30 incidentes, lo que supone entre uno y dos casos entre un millón.

Mayor riesgo de trombos por COVID

El especialista en transfusiones de la Universidad de Greifswald, Andreas Greinacher, ha publicado en la revista Science también sus conclusiones que son las mimas que ha relatado la Agencia Reguladora de Medicinas y Cuidados para la Salud del Reino Unido. "El COVID es mucho, mucho más peligroso y mucho, mucho más común que estos efectos secundarios de la vacunación. Es por eso que todos los que tienen la oportunidad de vacunarse deben vacunarse".

Y añade: "Por supuesto que es una reacción grave y, por supuesto, los que serán vacunados deben ser conscientes de que puede ocurrir una reacción de este tipo, de manera que estén muy atentos a los síntomas y puedan acceder con rapidez a la atención médica en caso de que se produzcan, pero sigue siendo una proporción muy, muy baja respecto al total de personas que reciben la vacuna".

En Alemania, la vacuna AstraZeneca se ha administrado hasta ahora a más de 1,4 millones de personas.

Señales de alarma

Entre los siete y los 14 días posteriores a haber recibido una dosis de AstraZeneca es importante vigilarse por si aparecieran señales de alarma que nos indiquen que se pueda estar sufriendo una trombosis cerebral venosa, según indica FACME (Federación de Asociaciones Cientifico Médicas Españolas). Los pacientes suelen presentar cefalea que empeora al tumbarse y es máxima por la mañana, al despertar. Puede acompañarse de visión doble por paresia del sexto nervio craneal y de visión borrosa por el edema de papila asociado.

En otros pacientes los síntomas de presentación pueden ser síntomas focales, como pérdida de fuerza o sensibilidad mantenida, alteración de la marcha o alteración del lenguaje o el habla mantenida, que pueden deberse a la presencia de infartos venosos. No es excepcional, ni como forma de presentación ni como síntoma durante el curso de la enfermedad, la presencia de crisis epilépticas.

Si presenta alguno de estos síntomas, acuda a un centro médico donde pueda ser evaluado por un sanitario que le trate con anticuerpos inespecíficos de donantes de sangre, inmunoglobulinas, que disolverían los coágulos, al igual que sucede en los casos normales de trombos.