CURLY GIRL HAIR

El método 'Curly Girl Hair': el tratamiento viral con el que conseguirás tener unos rizos de escándalo

Es el tratamiento capilar del momento. Las redes sociales llevan meses hablando sobre él. Cientos de influencers y gurús de belleza han probado su técnica. ¿Quieres saber qué es el método 'Curly Girl Hair'? ¿En qué consiste? Aquí te lo contamos.

Chica con el pelo rizado
Chica con el pelo rizado // Pexels

Carmen Gila

Madrid 29/01/2021 15:37

Rizos de escándalo, puntas reparadas y un pelo completamente nutrido. Esos son los tres resultados que promete hacer en tu cabello el método 'Curly Girl Hair'.

El nuevo tratamiento capilar que está triunfando en las redes sociales y que cientos de gurús de belleza están recomendando en sus canales. Sin embargo ¿es tan efectivo como promete ser? ¿En qué consiste?

Lo primero que hay que saber sobre el método 'Curly Girl Hair' es que puede realizarse en todo tipo de cabellos. Sin embargo, en función del tipo de pelo que tengas, obtendrás unos resultados u otros.

Las personas de cabello liso obtendrán unos rizos mucho menos definidos que las personas de pelo rizado natural, pero los resultados en cuanto a nutrición y reparación del cabello serán iguales en ambos casos.

.

Paso 1: Eliminar sulfatos y siliconas

.

El truco del método revolucionario consiste en tratar el cabello de la forma más natural posible. Los cabellos rizados tienen al encrespamiento y a la sequedad de forma natural.

Mucho más si se utilizan productos no específicos para su cuidado. Por ello, el primer paso del método Curly Girl Hair es la eliminación de forma completa – por lo menos durante dos semanas – de todo tipo de champús y productos para el pelo que contengan sulfatos y siliconas.

Los sulfatos y siliconas retiran la suciedad del cabello, pero al mismo tiempo eliminan los aceites naturales del cuero cabelludo provocando que el pelo se seque y pierda elasticidad y fuerza.

Por ello es fundamental para que este método funcione utilizar champús, acondicionadores y mascarillas que no contengan estos elementos. Tocará leerse la letra pequeña de nuestros productos capilares favoritos pero el esfuerzo nos ayudará a tener un pelo mucho más natural y sano.

.

Paso 2: Rutina del lavado

.

Una vez tenemos localizado un champú libre de siliconas y sulfatos, es hora de lavar el cabello. Y la forma de hacerlo es otro de los pasos fundamentales de este tratamiento.

Para evitar que el cabello se rompa y se reseque debemos lavar solamente el cuero cabelludo y las raíces. Extender la limpieza a lo largo del pelo - en especial las puntas – provoca sequedad, además de que no garantiza que tu pelo quede más limpio.

El propio champú tras el aclarado es más que suficiente para limpiar la suciedad de nuestra cabellera y de esta forma evitamos dañar la estabilidad del cabello al mismo tiempo que potenciamos la recuperación de las puntas con el siguiente paso.

Lavar el pelo title=
Lavar el pelo // Pexels

.

Paso 3: Nutrición

.

Posiblemente el paso más importante de este tratamiento. La hidratación del pelo tras el champú con una buena mascarilla y un buen acondicionador es fundamental para el éxito.

Pero no todos valen. De nuevo hay que tener en cuenta que no contengan en este caso siliconas. Las siliconas hidratan el cabello de forma puntual, pero a la larga ensucian y apelmazan el pelo con los lavados ya que se requiere para su eliminación productos con mucho sulfato que logren eliminar los residuos que dejan en nuestro cabello.

Las mascarillas naturales de fruta como la papaya o el plátano o aquellas que contengan aceites naturales como el argán, la almendra, el coco etc. son perfectas para este tipo de tratamientos.

Además, muchas gurús de belleza aconsejan también utilizar la mascarilla en seco minutos antes de lavar nuestro cabello. Aplicar una buena dosis de mascarilla en el pelo de 10 minutos hasta las 2 horas antes de lavarlo, para luego simplemente aclararlo y limpiarlo con un champú hidratante.

La aplicación de la mascarilla debe realizarse al menos dos veces al mes, ya que ayuda a mantener la hidratación y la elasticidad de nuestro cabello.

Una chica en la bañera title=
Una chica en la bañera // Pexels

.

Paso 4: Rutina de peinado

.

Una vez tenemos lavado nuestro cabello procederemos a secarlo. Para hacerlo, es necesario utilizar una toalla o un turbante absorbente que logre eliminar la humedad y el agua. Pero ¡cuidado! En ningún momento debemos secar nuestro pelo frotándolo con la toalla ya que provoca la rotura de las puntas y produce encrespamiento.

Tras retirar la toalla, una vez transcurrido cierto tiempo, continuaremos con un paso llamado leave-in. Consiste en utilizar productos para después del lavado tales como mascarillas sin aclarado o aceites (o sérum) nutritivos. Estos nos aportarán un extra de nutrición a nuestro cabello además de otorgar brillo y elasticidad una vez se haya secado el pelo.

Para desenredarlo utilizaremos un peine de púas anchas que dejará nuestro pelo preparado para utilizar productos específicos para rizar el cabello. Cremas, espumas… muchos son los formatos que prometen rizar nuestro pelo. Podremos escoger nuestro favorito y el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Lo que sí que hay que tener en cuenta es que, en función de lo que escojamos, necesitaremos un spray fijador o no, sobre todo en formatos de rizador en crema

.

Paso 5: Secado

.

El último paso es secar nuestro cabello. De nuevo, debemos tener especial cuidado en nuestra técnica para adquirir unos rizos definidos.

Debemos utilizar el secador de forma correcta: con un cabezal para rizos, con el secador boca abajo y comenzando por las puntas hasta llegar al cuero cabelludo. Solo así conseguiremos que el rizo se forme con elasticidad y nos dará ese peinado tan hidratado, natural y rizado que el método Curly Girl Hair promete.