Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

PELIGROSOS PARA LA SALUD

Los patitos de goma que usan los niños en el baño, más peligrosos de lo que pensamos

Si tienes hijos probablemente tendrás en la bañera patitos de goma u otros juguetes de este material para que los más pequeños de la casa se entretengan durante su baño. Un estudio ha confirmado que estos "inofensivos" juguetes son en realidad una fuente de hongos y bacterias que pueden poner en peligro la salud.

@europa_fm | Barcelona | 28/03/2018

"Los patitos feos del baño" es el título de un comunicado publicado por el consejo federal suizo tras una investigación conjunta entre un equipo de científicos del Instituto Eawag de Investigación sobre el Agua, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y de la universidad estadounidense de Illinois (EEUU).

Para realizar el estudio, los investigadores dejaron nueve patos de goma durante once semanas en agua limpia y otro grupo en "agua de baño usada con restos de jabón, suciedad, sudor y bacterias propias del cuerpo humano". Los patos expuestos al agua sucia tenían hongos y el 80% de todos los patos estudiados había desarrollado gérmenes potencialmente patógenos, especialmente legionela y otras bacterias muy resistentes.

 

Esta bomba de bacterias y hongos proviene del interior del juguete, prácticamente imposible de limpiar: "Cuando el niño aprieta la barriga para hacer salir agua, no es extraño que el chorro tenga un color oscuro", recoge el estudio.

Aunque Frederik Hammes, microbiólogo de Eawag, también saca una parte positiva de los microbios en los patitos de goma. Si bien pueden provocar "irritaciones de ojos y oídos o infecciones gastrointestinales más problemáticas"; también sirve para "reforzar las defensar inmunitarias".

Frente a la duda entre limpiar en profundidad estos objetos e incluso tapar los orificios para impedir que entre el agua, Hammes propone una solución más efectiva: Endurecer la reglamentación sobre los polímeros utilizados en la fabricación de todos los juguetes destinados al baño.

Últimas Noticias