CONSEJOS CASEROS

Recupera la ropa encogida de la lavadora con estos sencillos trucos

A todos nos ha pasado. Programas mal la lavadora y tu jersey o sudadera favorita queda reducida a la mínima expresión. Parece que no hay solución posible pero atención, ¡sí la hay!

Ropa tendida
Ropa tendida // Pixabay

Europa FM

Madrid 04/08/2021 07:04

¿Viene directamente del centro de la Tierra el agua de la lavadora? Puede que ese sea el primer pensamiento que se te haya pasado por la cabeza cuando al poner a tender la colada te encuentras con tu jersey favorito convertido en talla mini. A todos se nos ha encogido ropa alguna vez, ya sea por programar mal la lavadora o por excedernos de tiempo en la secadora. Los tejidos no son de hierro y muchos materiales terminan resintiéndose, pero un error todavía más grande es pensar que no hay solución. Sí la hay.

De hecho, no existe solo una solución para recuperar la ropa que ha encogido. Son tres los consejos que la sabiduría popular nos ha regalado a lo largo de los años, unos trucos que han pasado de abuelas a nietas y que ahora puedes encontrar en un solo click.

Lo mejor es que no tienes nada que perder. Antes de transformar esa camiseta encogida y vieja en un paño de cocina, intenta devolverla a su estado normal con estos trucos.

Ropa de bebé title=
Ropa de bebé // Pixabay

Champú de bebé

Sumerge la prenda encogida en un barreño lleno de agua tibia con un par de cucharadas de champú para bebé. Si no tienes, puede sustituirlo por acondicionador de pelo o suavizante para la ropa.

Deja que la prenda se empape bien y espera 30 minutos. Luego sácala y ponla sobre un trapo que le chupe la humedad y el exceso de agua, pero es importante que no la escurras. Ahora ponla sobre un trapo seco y comienza a estirar la prenda por zonas. Deja que se seque al aire en esa misma posición y la prenda habrá vuelto a su estado habitual.

Bicarbonato y vinagre

En un barreño con un litro de agua caliente, mezcla unos 20 gramos de bicarbonato sódico. Sumerge la prenda y cuando esté cubierta de agua estírala poco a poco con la mano para que recupere su tamaño y déjala dentro durante una hora.

Luego pasa la prenda a un barreño con agua limpia y tibia y añade un chorro de vinagre blanco, aproximadamente 250 ml. Escúrrela un poco sin hacer mucha presión y que se termine de secar en plano.

Vinagre y acondicionador o mascarilla de pelo

Para este truco necesitas sobre 125 ml de vinagre blanco y la mitad, unos 60 ml, de acondicionador. En el barreño con agua tibia, mezcla estos dos ingredientes y deja la prenda sumergida durante 30 minutos. Luego sácala, estírala con cuidado sobre una toalla y vuélvela a dejar en remojo durante 60 minutos. Una vez haya pasado ese tiempo, métela a la lavadora de nuevo y cuando la saques habrá recuperado su forma habitual.