SEXUALIDAD FEMENINA

¿Conoces el punto A? Cómo estimularlo y conseguir múltiples orgasmos femeninos

Descubre donde se encuentra el punto A, más desconocido que el famoso punto G, y como estimularlo para conseguir orgasmos múltiples femeninos.

Beneficios de la masturbación
Beneficios de la masturbación // Pexels

Europa FM

Barcelona 08/08/2022 13:26

Cada ocho de agosto se celebra el Día del Orgasmo femenino con el objetivo de crear conciencia de la sexualidad femenina del derecho al placer de las mujeres. Algo que, a priori parece lógico, pero que durante mucho tiempo se ha considerado un tema tabú.

Explorar la vagina para conocer sus diferentes partes y saber dónde están las zonas erógenas del cuerpo es algo primordial para poder disfrutar plenamente de la sexualidad.

Por eso, vamos a hablar de una zona que, si se estimula correctamente, puede provocar tanto la eyaculación femenina —si, existe— como orgasmos múltiples: se trata del punto A.

¿Dónde está el punto A?

El Punto A o AFE (Anterior Fornix Erotic Zone), descubierto en la década de los 90 por el doctor malayo Chua Chee Ann. Se encuentra por encima del Punto G, a unos 7,5 centímetros de la entrada de la vagina y en la cara anterior, cerca del cuello del útero.

Al presionar de forma intermitente este punto aumenta la lubricación y puede provocar la ansiada eyaculación femenina y lo más importante: Orgasmos múltiples.

Además de explorarte tu sola o acompañada para encontrarlo, si deseas estimularlo mediante la penetración, las posturas sexuales más adecuadas son la cuadripedia, con la penetración desde atrás y la postura del misionero manteniendo la pelvis levantada, por ejemplo con la ayuda de un almohadón.

¿Dónde esta el punto G?

Como hemos dicho, el punto A se encuentra por encima del punto G. ¿Y dónde está el punto G? Esta es otra de las zonas más excitantes de la vagina y se encuentra entre dos y cinco centímetros de su entrada.

Para encontrarlo la postura más adecuada es tumbada boca arriba en el borde de la cama con las piernas apoyadas en el suelo e introducir un dedo en forma de gancho.

Al introducirlo de esta manera es muy fácil localizar el hueso púbico, ya que este sobresale en esta postura, y un área de tejido esponjoso conocido como el famoso punto G.

Te puede interesar