Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TRUCOS

Las 5 mejores posturas para disfrutar al máximo del sexo en una cama pequeña

Quizás te has encontrado en la situación de no tener una amplia cama en la que mantener relaciones sexuales. Sin embargo, hacerlo en una cama pequeña puede ser divertido y excitante, existen posturas que te ayudarán a llegar al clímax y a disfrutar al máximo del sexo.

Europa FM
  Madrid | 11/07/2020
Pareja teniendo sexo en la cama

Pareja teniendo sexo en la cama / Photo by Walid Riachy from Pexels

Si ya has puesto a prueba los trucos para mantener relaciones sexuales cuando hay gente en casa, quizás es momento de divertirte con tu pareja en una cama pequeña. Aunque pueda parecer complicado y muy incómodo, te aseguramos que en realidad no lo es tanto. La clave está en colocarse de tal manera que ambos podáis moveros sin hacer mucho ruido, así evitarás que tu familia te descubra con las manos en la masa.

Eso sí, antes de pasar a las posturas, os recomendamos revisar que los muelles de la cama no chillan demasiado y evitar el uso de juguetes ruidosos.

1. La postura del 69 de lado

La postura del 69 es especialmente recomendable en camas pequeñas si ambos os tumbáis de lado. El sexo oral es la mejor manera de evitar ruidos, ya que el movimiento no es excesivo y no habrá chirridos de muelles o cabeceros.

2. El misionero

Pero no, no hablamos del tradicional misionero, sino de una versión especial. Para alcanzar el orgasmo con la postura del misionero y en una cama de pequeñas dimensiones, te recomendamos colocarte una almohada en la parte inferior de la espalda y que tu pareja se coloque sobre ti. Así la penetración será menos profunda, pero el balanceo estimulará increíblemente tu clítoris.

Además, para que el placer sea más intenso aún, trata de cerrar las piernas juntas o envolverlas alrededor de él.

3. El perrito silencioso

Al igual que ocurría en la postura anterior, se trata de una versión modificada del clásico perrito. Para evitar armar un escándalo con los muelles, prueba a tumbarte boca abajo y que tu pareja te penetre por la espalda. Además, el contacto de vuestros cuerpos os excitará aún más, y tu pareja tendrá las manos libres para estimularte el clítoris.

4. El agapornis

Ya sabéis que los agapornis son unos pájaros muy románticos y les encanta unir sus cabezas. Por eso se le ha dado este nombre a la postura que, básicamente, consiste en que tu pareja se siente de espaldas contra el cabecero (para evitar que este nos delate), y tú te coloques a horcajadas encima de él.

5. La cuchara

Por último, pero no por ello menos importante, la postura de la cuchara. Es ideal para espacios reducidos, ya que simplemente tendrás que tumbarte de lado para que tu pareja te penetre por detrás. Además, evitaréis hacer ruidos sospechosos.

Últimas Noticias