Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

RIESGOS PARA LA SALUD

El 'peegasm', el peligroso orgasmo que puede dañar tu vejiga

El 'peegasm' es una técnica sexual que aunque en un primer momento pueda ser muy placentera para algunas personas, tiene consecuencias nada positivas para nuestra salud, en especial para los riñones y la vejiga. ¡Te lo explicamos!

Europa FM
  Barcelona | 10/09/2019
Mujer en ropa interior en la cama

Mujer en ropa interior en la cama / Gtres

El 'peegasm' es una práctica sexual que consiste en aguantar al máximo las ganas de orinar para tener intensos orgasmos al ir al baño. Esta técnica, que se ha popularizado últimamente en la red, es practicada principalmente por mujeres, aunque no todas consiguen sentir el placer prometido.

Y aunque experimentar con nuestro cuerpo y explorar nuestra sexualidad es algo muy sano, hay que tener en cuenta que ciertas prácticas pueden tener consecuencias nocivas para la salud como es el caso del 'peegasm'.

Patricia Geraghty, especialista en salud femenina, explica que "cuando los riñones se llenan demasiado, presionan todos los órganos que están alrededor, incluido el clítoris. Cuando orinas eliminas la presión y provocas una reacción similar a la del orgasmo".

Otra teoría relacionada con el 'peegasm', según Janet Brito, terapeuta del Centro de Salud Sexual y Reproductiva de Hawái, es que al aguantar la orina se tensan todos los músculos que están alrededor de la uretra. Al tratarse de una zona erógena, al destensarse provoca un placer mayor.

Pero, ¿cuáles son las consecuencias negativas de esta práctica para nuestro cuerpo?

- Infección de riñón: Si retenemos la orina durante mucho tiempo las bacterias pueden pasar a los riñones causando una infección renal.

- Incontinencia urinaria: Al retener tanto líquido, los músculos renales pueden estirarse y perder su elasticidad provocando incontinencia.

- Ganas de orinar frecuentes: La presión sobre los nervios de la uretra y la vejiga debido a la cantidad de orina acumulada pueden dañarlos y hacerlos más sensibles. Es por ello que podemos tener ganas de orinar de forma muy frecuente, aunque cuando vayamos al baño tan sólo miccionemos unas gotas.

- Inflamación de próstata: En el caso de los hombres las infecciones renales pueden provocar una inflamación de la próstata de forma permanente.

- Aunque no sea algo frecuente, otras lesiones que pueden suceder al intentar contener la orina el máximo de tiempo posible son el desgarro de vejiga y uretra.

Así que ya ves que hay formas de disfrutar del sexo y de los orgasmos mucho más saludables que esta práctica, por mucho que te prometan orgasmos super intensos en las redes sociales.

Últimas Noticias