Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

POLÉMICA

Sanidad y Google se unen para luchar contra las influencers que promocionan fármacos

El Ministerio de Sanidad ha empezado a trabajar con Google para poner fin a los contenidos sobre productos farmacéuticos que muchas influencers, como María Pombo o Paula Gonu, hacen como si fueran cosméticos y sin conocimientos médicos. Desde hace tiempo, varios farmacéuticos han denunciado estas prácticas en las redes sociales.

Europa FM
  Barcelona | 10/01/2020
Paula Gonu

Paula Gonu / Instagram

El Ministerio de Sanidad está analizando la mejor forma para trabajar con Google y acabar con los contenidos difundidos en YouTube, o en otras redes sociales, en los que "terceras" personas, sobre todo influencers, promocionan fármacos, sujetos o no a prescripción.

Su objetivo principal es que la publicidad de medicamentos se ajuste a la normativa vigente y sobre todo, que se asegure un uso adecuado de los mismos. Y, por esta razón, el Ministerio ha solicitado a los Consejos Generales de Médicos y de Farmacia que trabajen conjuntamente para identificar el mayor número de casos posibles de promoción de fármacos que no cumplan con la ley.

Desde hace tiempo, farmacéuticos y personal sanitario ha utilizado las redes sociales para denunciar estos hechos. El usuario @Farmaenfurecida ha advertido en numerosas ocasiones del peligro de este tipo de publicaciones y lo ha hecho con un hilo en el que recopila "a todos los influenseres y blogueras que promocionen el consumo de medicamentos".

 

 

Asimismo, el pasado 26 de noviembre se envió un escrito a Google España como consecuencia de una investigación abierta a raíz de una denuncia recibida en el Ministerio, han agregado las fuentes.

Tras la denuncia, "se procedió a examinar el contenido disponible en la plataforma YouTube, relativo a la promoción de diversos medicamentos de uso humano autorizados en España, tanto de prescripción como de no prescripción, realizada por terceros distintos a los laboratorios farmacéuticos responsables de los mismos".

Constatada la ilicitud de las actividades publicitarias analizadas, por no ajustarse a los requisitos establecidos en la normativa vigente, Sanidad requirió a dicha plataforma que "de manera inmediata" procediera a la retirada de los contenidos indicados o bien hiciera imposible el acceso a los mismos.

Uno de los ejemplos es el de María Pombo, ya que el vídeo en el que utiliza "Eridosis como si fueran toallitas limpiadoras", pero es un antibiótico para el tratamiento del acné, ya no está disponible en Youtube.

 

Por otra parte, para identificar qué productos publicitados son medicamentos de uso humano autorizados en España, instaba a Google a consultar la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

"Al tratarse de un requerimiento general, inicialmente no se identificaron medicamentos concretos", aseguran las fuentes.

En diciembre, Sanidad recibió un escrito de Google en contestación a su requerimiento, en el que le trasladaba que YouTube es un servicio prestado por Google Ireland, así como su voluntad de cumplir con las resoluciones dictadas por el Ministerio o por cualquier otra autoridad competente.

Este buscador solicitaba, además, la colaboración del Ministerio para identificar los contenidos para los que sea necesaria la cesación inmediata.

El pasado mes de noviembre, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y el Consejo General de Colegios de Dentistas publicaron un comunicado en el que advertían de los peligros de seguir las recomendaciones sobre tratamientos y fármacos que hacen en las redes sociales los "influencers".

En el mismo, explicaban que los únicos profesionales facultados para recetar fármacos y productos sanitarios sujetos a prescripción son los médicos, los odontólogos y los podólogos, así como que los farmacéuticos son los "únicos competentes" para la dispensación informada previa presentación por parte del paciente de la correspondiente receta.

 

 

Últimas Noticias