Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SEXO Y SALUD

El sexo después de un ataque cardíaco podría aumentar la supervivencia, según un estudio

Un nuevo estudio asegura que la actividad sexual es un marcador del bienestar muy importante, hasta tal punto que puede ayudar a aumentar la supervivencia de pacientes con enfermedades del corazón.

Europa FM
  Madrid | 07/10/2020
Sexo

Sexo / iStock

Si bien los supervivientes de un ataque cardíaco pueden desconfiar de volver tener relaciones sexuales demasiado pronto después de la recuperación, una nueva investigación de Israel sugiere que volver a su rutina sexual habitual puede ayudar a aumentar la supervivencia.

Un equipo de investigadores analizó datos de 500 personas sexualmente activas de 65 años o menos que fueron hospitalizadas por un ataque cardíaco en 1992 o 1993. La población de pacientes tenía una edad media de 53 años y alrededor del 90% eran hombres. Alrededor del 43% de los pacientes murieron durante los siguientes 22 años, según los datos, pero se encontró que aquellos que mantuvieron o aumentaron la actividad sexual durante los primeros seis meses de recuperación tenían un 35% menos de riesgo de muerte en comparación con los que se abstuvieron.

Además, encontraron una aparente asociación entre la actividad sexual y una reducción de la mortalidad no cardiovascular como el cáncer.

"La sexualidad y la actividad sexual son los marcadores del bienestar", dijo Yariv Gerber, investigador principal y director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tel Aviv, en un comunicado de prensa. “La reanudación de la actividad sexual poco después de un ataque cardíaco puede ser parte de la percepción de uno mismo como una persona sana, funcional, joven y enérgica. Esto puede conducir a un estilo de vida más saludable en general ".

Sexo

Sexo / iStock

Los autores señalan que la actividad sexual es una forma de ejercicio físico y se ha demostrado que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que para algunos puede parecer un posible desencadenante de un ataque cardíaco. Sin embargo, la actividad física regular reduce el riesgo a largo plazo de resultados adversos relacionados con el corazón.

"Una mejor condición física, relaciones más fuertes con el cónyuge y una capacidad mental para 'recuperarse' del impacto inicial del evento en unos pocos meses se encuentran entre las posibles explicaciones del beneficio de supervivencia observado entre el grupo mantenido / aumentado", dijo Gerber en el comunicado de prensa.

El estudio, que se publicó la semana pasada en el European Journal of Preventive Cardiology, no prueba que el sexo después de un ataque cardíaco mejore la supervivencia a largo plazo, pero sí muestra una aparente asociación.

Últimas Noticias