Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SOCIEDAD CONSUMISTA

“El síndrome del niño hiperregalado”, los expertos advierten de los peligros de regalar en exceso en Navidad

Hoy en día vivimos en una sociedad en que el mínimo no nos parece bien, ya que siempre necesitamos tener ese máximo de todo. Ahora viene la Navidad y es tradición regalar algo, sobre todo a los más pequeños de la casa con la llegada de Papá Noel o de los Reyes Magos, pero... ¿Realmente es necesario llenar la casa de juguetes?

Paula Forns | Barcelona | 17/12/2018

Árbol de Navidad desbordado con casi 300 regalos

Árbol de Navidad desbordado con casi 300 regalos / Facebook: Emma Tapping

Vivimos en un mundo que es muy consumista, es decir, siempre buscamos más la cantidad que la cualidad. De la misma forma, también somos una sociedad que nos movemos por caprichos, siempre queremos estar a la última de cada una de las tendencias que el capitalismo nos ha inculcado.

En Navidades es costumbre hacer regalos, sobre todo a los más pequeños, pero a veces no por tener más es mejor, ni por tener menos es peor. Es más, según Francisco Núñez, experto en sociología y profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), tener un exceso de regalos puede perjudicar a nuestros hijos y provocar el 'síndrome del niño hiperregalado'.

Esto significa que, a veces, los niños tienen tanto que ni aprecian una sola cosa, se vuelven más egoístas y pierden el valor y la importancia de las cosas.

Los padres muchas veces ''son incapaces de contenerse y asumir las consecuencias que puede tener negar los regalos a los hijos y prefieren claudicar ante las protestas de los hijos o bien ceder a la satisfacción propia que les da contribuir a los deseos de los hijos'', afirma Núñez.

La necesidad de controlar estos impulsos de los progenitores a comprar muchos regalos a sus hijos no deja de ser un tipo de educación más y que debemos inculcar a nuestros pequeños, es decir, es una forma también de que aprendan a valorar lo que tienen y a disfrutar de ello.

Así que, para evitar que los niños sean egoístas, caprichosos y consumistas, se aconseja que los padres obliguen a sus hijos a reducir la carta de los Reyes Magos, limitando aquellas cosas que realmente les hace ilusión y sobre todo poner el orden de preferencia. Y, hay que explicarles que todo no se puede, que se tendrá en cuenta al menos el primer regalo de la carta, ya que se supone que es el que más ilusión te hace.

Últimas Noticias