SU LADO MÁS PERSONAL

Adam Driver: una infancia traumática marcada por la religión, su pasado como marine, su mujer y su hijo de cinco años

Adam Driver es uno de los actores del momento. A sus 38 años, el estadounidense acaba de estrenar House of Gucci, la esperada película inspirada en el asesinato de Maurizio Gucci, al que da vida en la ficción. Sin embargo, su trayectoria profesional estaba muy alejada de la interpretación hasta que un accidente hizo que todo cambiase.

Adam Driver
Adam Driver // Gtres

Europa FM

Barcelona 26/11/2021 07:04

Adam Driver está arrasando en la industria del cine gracias a papeles como Kylo Ren, en El despertar de la fuerza, la última entrega de la saga Star Wars, o Jacques Le Gris, su personaje en El último duelo, de Ridley Soctt. Ahora llega a las salas con House Of Gucci, película que protagoniza junto a Lady Gaga y en la que da vida al famoso diseñador asesinado.

Su primer papel en la interpretación llegó en 2010, cuando Adam tenía 27 años. Sin embargo, su primer contacto con el mundo de las artes, concretamente el canto y el piano, llegó mucho tiempo atrás, cuando era tan solo un niño.

Su traumática relación con la iglesia

Adam se crió en San Diego, California. Allí, su padre, Joe, era consejero de jóvenes baptistas; y su madre, Nancy, se dedicaba a tocar el piano en una iglesia local. Por tanto, la infancia de Adam estuvo marcada por una fuerte educación religiosa.

Ya en aquel tiempo, el actor comenzó a desarrollar sus dotes artísticas cantando en el coro de la iglesia, y también aprendió a tocar el piano gracias a su madre. Y si bien en más de una entrevista ha confesado que guarda muy buen recuerdo de su infancia, todo cambió cuando sus padres se divorciaron siendo un niño de siete años.

Driver se mudó con su madre y su hermana mayor a casa de sus abuelos a Mishawaka, EEUU. Allí su progenitora los introdujo en la Twin City Baptist Church, una comunidad religiosa tóxica que poco tenía que ver con la iglesia baptista de Los Angeles que tantos buenos momentos le había dado.

Tal como Driver ha explicó en una entrevista para The Newyorker, el pastor de la iglesia prohibió a su madre casarse con Rodney G. Wright, su novio del instituto con el que había retomado la relación décadas después: “Recuerdo a este idiota gritándole a mi madre, diciendo: '¡No me extraña que tu esposo te haya dejado!"

Además, recordó otros episodios como cuando un niña de la congregación juvenil acusó a la mujer del pastor de ser lesbiana y se generó un gran conflicto en la comunidad.

A pesar de que su familia se fue de esa comunidad, se unieron a otra en la que su padrastro era predicador y la educación en casa se volvió mucho más estricta y exclusivamente religiosa.

A pesar de su turbulenta relación con la iglesia, Adam desarrolló ahí su pasión por las artes. Tras su experiencia cantando en el coro de la iglesia y tocando el piano, Adam quiso matricularse en Juilliard, la prestigiosa escuela estadounidense de música, danza y teatro de Nueva York. Desafortunadamente, su petición fue rechazada.

Se alistó como marine tras el 11-S

Las motivaciones de Adam cambiaron de la noche a la mañana tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. En ese momento, Driver decidió alistarse como marine motivado por un gran sentimiento de defensa hacia su patria.

Durante dos años y ocho meses, Adam estuvo sirviendo a su país como marine hasta que un accidente en bicicleta de montaña truncó su trayectoria como militar. El intérprete se rompió el esternón y el dieron de baja justo en el momento en el que su batallón iba a ser enviado a la guerra de Irak.

El accidente que desencadenó su carrera como actor

Tras el accidente y su baja como militar, Adam retomó la idea de dedicarse a la interpretación y se matriculó en la Universidad de Indianápolis, desde donde volvió a solicitar ingresar en Juilliard. En esta ocasión su solicitud fue aceptada tras una audición y pudo empezar a cumplir su sueño.

En 2010 hizo algunos papeles secundarios para las series Law&Order, The Wonderful Maladys y The Unusuals, pero fue sin duda su papel de Adam Sackler en la famosa serie de televisión Girls, protagonizada por Lena Dunham, el que le catapultó a la fama.

Su discreto matrimonio con Joanne Tucker

Adam Driver siempre se ha mostrado muy receloso a hablar de su vida privada. En 2013 se supo que se había casado en secreto con la también actriz Joanne Tucker, pero no se sabe con exactitud cuántos años llevan juntos. Más tarde, y a partir de una entrevista que ofreció ella en 2019, se supo que se habían casado en Bermudas, lugar donde ella nació aunque se mudó a los cuatro años a Estados Unidos.

Adam y Joanne se conocieron en la prestigiosa escuela Juilliard. y también coincidieron en la serie Girls, donde protagonizaron el capítulo Hello Kitty en 2016. También volvieron a trabajar juntos en la película The Report en 2019.

Tan lejos de los focos quieren llevar su matrimonio, que no se supo de la existencia de su hijo en común hasta dos años después de haber nacido. Ninguno de los dos dijeron nada al respecto sobre haberse convertido en padres, y fue un desliz de la hermana de Tucker, que hizo pública su cuenta de Instagram momentáneamente, lo que dio pie a que el portal Page Six difundiera que en una de las imágenes se podía ver la cabecita del bebé de espaldas.

Más tarde, Driver se pronunció al respecto durante una entrevista en la que confesó que habían decidido guardar el nacimiento de su hijo "como un secreto militar" y que a pesar de su paternidad, su mujer continuaba siendo su gran prioridad: "Soy un marido y un padre. Exactamente en ese orden. Le he dejado muy en claro eso a mi hijo. Él está en segundo lugar en todo".

Joanne Tucker y Adam Driver title=
Joanne Tucker y Adam Driver // Gtres