OBLIGADA A CASARSE

La confesión de Jada Pinkett sobre su boda con Will Smith: "Nunca quise casarme con él"

Hace ya varios años, la actriz Jada Pinkett, casada con Will Smith desde 1997, explicó que nunca quiso casarse con él, pero que se vio obligada tras quedarse embarazada. Ahora, con motivo del bofetón del actor a Chris Rock, sus declaraciones han vuelto a salir a la luz.

Jada Pinkett y Will Smith en los Premios Oscar
Jada Pinkett y Will Smith en los Premios Oscar // GTRES

Europa FM

Madrid 09/04/2022 16:44

La familia de Will Smith no está viviendo los mejores días. La bofetada que el actor le propinó a Chris Rock durante la gala de los Premios Oscar 2022 les está pasando factura a todos y especialmente a su mujer Jada Pinkett Smith.

En las últimas horas, la Academia del Cine de Hollywood ha castigado al ganador del último Oscar a Mejor Actor con un veto de 10 años en cualquier evento organizado por la asociación. Smith también ha sido internado en un centro de rehabilitación para aprender a controlar sus problemas de ira, que se han puesto de manifiesto en las últimas semanas.

Pero no solo eso, sino que su propia esposa también le ha dado la espalda en uno de los momentos más difíciles de su carrera. Para sorpresa de todos, Jada Pinkett Smith hizo unas sorprendentes declaraciones a American Weekly, donde aseguró que Will Smith "lo exageró todo". "Nunca dije que necesitaba protección, fue en el fuego de la acción y él fue quien exageró, pero yo no lo hice ni lo haría de ninguna manera", declaró muy contundente.

Will Smith pierde los papeles y le pega un puñetazo a Chris Rock en los Oscar
Will Smith pierde los papeles y le pega un puñetazo a Chris Rock en los Oscar // Getty Images

Obligada a casarse con Will Smith

No es la primera vez, sin embargo, que la actriz desplanta a su esposo y su relación en los últimos años. De hecho, son bastante numerosos los últimos vídeos que muchos usuarios han rescatado en redes sociales para hablar sobre la tensa e inestable relación que ha existido entre ambos, incluso en directos en redes sociales.

En las últimas horas, otro de estos vídeos ha comenzado a correr como la pólvora en redes sociales. En él, Jada Pinkett acaba afirmando en su programa Red Table Talk que nunca quiso casarse con el actor y que se vio prácticamente obligada a hacerlo.

Así lo dijo el pasado 22 de octubre de 2018, delante de su hija Willow, su madre Adrienne Banfield-Jones 'Gammy' y su propio esposo, Will Smith, cuando recordó el verdadero calvario que vivió a raíz de su boda. En esta charla familiar, la actriz repitió que nunca estuvo de acuerdo con la formación del matrimonio y que, incluso ya casada, seguía sin estarlo.

"Estaba bajo mucha presión, siendo una joven actriz y estando embarazada", explicó Jada, que en aquel momento "no sabía qué hacer". Eso sí, una cosa la tenía bien clara: "Sabía era que nunca quería estar casada".

La intérprete no se tomó nada bien la noticia de que estaba embarazada, pues fue uno de los motivos por los que se vio forzada a casarse. "Me pasé toda la noche llorando porque sabía que mi vida nunca iba a ser la misma", recordó.

Smith, que también intervino en el programa de entrevistas, confirmó esta versión y aseguró que acabaron accediendo a casarse por culpa de su suegra: "Solo nos casamos porque Gammy estaba llorando". Algo que también aseguró la propia Banfield-Jones, que en aquel momento consideró que una boda era lo más adecuado para la situación, pero que con el tiempo se ha arrepentido de no saber respetar los deseos de su hija.

Una boda de pesadilla

Es por ello que la Nochevieja de 1997, sin estar ninguno de los dos completamente de acuerdo, Jada y Will acabaron casándose en el castillo de Cloisters. Y la verdad es que la pareja no lo recuerda como una noche memorable, sino más bien todo lo contrario: el día de la boda fue "horrible".

Incluso la suegra de Will Smith admitió que para Jada fue un día muy duro, especialmente por su delicado estado de salud a raíz del embarazo: "Jada estaba enferma, era muy desagradable. Cuando estaba enferma no cooperaba".

La actriz no lo puso fácil para pasar por el altar: "Fui llorando por el maldito pasillo. Lloré todo el camino", rememoraba Jada sobre los momentos previos al 'sí quiero'.

Para Will, sin embargo, la historia fue otra: a él sí le hizo ilusión casarse, pues siempre lo había querido, y se emocionó en aquel momento al cumplir uno de sus sueños.

Te puede interesar