ALTO Y CLARO

La dura declaración de Emilia Clarke sobre su problema de salud: "Pude ver mi vida pasar por delante"

Al igual que Daenerys Targaryen, la actriz Emilia Clarke, de 35 años, también ha vivido sus propias batallas. Precisamente, "batalla" es la palabra que utilizó en la pieza publicada en marzo de 2019 en el New Yorker donde desveló que sufrió dos aneurismas tras la primera temporada de Juego de Tronos. Ahora, ha ofrecido unas declaraciones en las cuales revela cómo sobrevivió y reconoce la suerte que tiene de seguir viva.

Emilia Clarke se sincera sobre las dos neurismas que sufrió después del estreno de Juego de Tronos
Emilia Clarke, actriz británica de 35 años // GTRESONLINE

Europa FM

Madrid 19/07/2022 15:33

A sus 35 años, Emilia Clarke es uno de los rostros más conocidos de la televisión mundial. Además, su papel como Daenerys Targaryen en Juego de Tronos a lo largo de las ocho temporadas de la serie, le catapultó a la fama.

No obstante, a pesar de que la vida le ha sonreído en muchos capítulos a lo largo de su trayectoria profesional y personal, no todo ha sido un camino de rosas para Clarke. La actriz arrastra graves problemas de salud que se produjeron durante el rodaje de la exitosa serie de ficción.

Un día de marzo de 2019, la protagonista de Antes de ti publicó una pieza escrita en primera persona para el New Yorker, donde desvelaba que había sufrido dos aneurismas después del estreno de la primera temporada de Juego de Tronos, a principios de 2011.

En una reciente entrevista para One´s Sunday Morning, el programa de la BBC, la actriz ha recordado aquella experiencia que vivió hace más de 10 años y ha confesado que le falta "bastante" parte de su cerebro.

La encargada de dar vida a Daenerys en Juego de Tronos se ha mostrado sorprendida al pensar que, a pesar de haber sufrido dos aneurismas, es capaz de vivir su vida con completa normalidad y sin repercusión alguna: "Con la cantidad de cerebro que tengo inutilizado, es increíble que sea capaz de hablar, a veces articuladamente".

Lo cierto es que la actriz pertenece a la pequeña minoría que sobrevive a una aneurisma. De hecho, según un artículo publicado por El País en marzo de 2019, basado en las declaraciones del vocal del grupo de estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Óscar Ayo, algunos pacientes pueden llegar a superar este tipo de hemorragia cerebral sin problema. Sin embargo, tal y como ha sostenido, para otros las consecuencias pueden ser devastadoras.

En su pieza publicada en marzo de 2019, Emilia Clarke reveló el estrés al que estuvo sometida tras el estreno de la primera temporada de la serie donde, de la noche a la mañana, pasó de ser una completa desconocida a uno de los rostros más famosos de la televisión.

Un éxito que al principio le vino grande y no supo gestionar. De hecho, durante la entrevista en la BBC, la británica confesó haberse sentido "aterrorizada" por un negocio que "apenas conocía".

Emilia Clarke: ¿expuesta en Juego de Tronos?

De la misma manera, Clarke ha admitido que, durante la grabación de Juego de Tronos, se sintió "expuesta" en todos los sentidos.

"En el primer episodio aparecí desnuda y a partir de ahí siempre me hice la misma pregunta: ‘Haces de una mujer fuerte y, sin embargo, te quitas la ropa. ¿Por qué? ¿Cuántos hombres debo matar para demostrar mi valía?”, una sensación que se agravó en el momento en el que comenzó a ser un modelo a seguir por las más jóvenes.

El primer síntoma: fuerte dolor en la cabeza

Fue durante una sesión con un entrenador personal cuando la actriz comenzó a sentir una fuerte presión en la cabeza. Minutos después se desmayó en el vestuario. Según ha contado Clarke en One´s Sunday Morning, nadie sabía lo que le sucedía y, por lo tanto, el personal sanitario no podía administrarle los medicamentos necesarios para aliviar el dolor.

Una vez le hicieron una resonancia y una exploración del cerebro el diagnóstico fue claro y definitivo: una hemorragia subaracnoidea. Se trata de un tipo de accidente cerebrovascular potencialmente mortal resultado de una hemorragia en el espacio que rodea el cerebro.

Tal y como confesó en el mismo texto publicado en el New Yorker y en la entrevista, el peor episodio que recuerda de esa época es haber sufrido afasia. Se trata de un trastorno del lenguaje que se caracteriza por la incapacidad o la dificultad de comunicarse mediante el habla.

La actriz ha confesado no haber sentido jamás un miedo como ese: "Podía ver mi vida pasar por delante y no valía la pena vivirla. Yo soy actriz, necesito recordar mis textos y ahora no podía recordar ni mi nombre", añadía Clarke.

Afortunadamente, los médicos dieron a tiempo con el problema y la actriz se pudo recuperar antes de empezar a rodar la segunda temporada de Juego de Tronos.

Sin embargo, le descubrieron otro aneurisma por el que tuvo que ser operada dos años después. Según ha confesado la artista, el proceso de recuperación de la primera operación fue “difícil, pero el segundo fue mucho más duro”.

"Pasé por un periodo de estar muy baja de ánimos, la verdad, pero llegas al plató y tienes que interpretar a esa enorme mujer, y tienes que pasar a través del fuego. Creo que eso me salvó de darle vueltas a mi mortalidad”, afirmó.

'Same You': organización benéfica

Después de sufrir dos aneurismas cerebrales, la Daenerys Targaryen decidió fundar una organización benéfica para ayudar a todos aquellos que hayan sufrido lesiones cerebrales y accidentes cerebrovasculares en Reino Unido y en Estados Unidos.

Desde entonces, la actriz no ha dejado de ayudar mediante su organización, llamada Same You, a aquellas personas que han tenido la mala suerte de pasar por situaciones similares a la suya.

Te puede interesar