ABUSO DESDE PEQUEÑA

Jennette McCurdy, actriz de 'iCarly', revela el maltrato psicológico que sufrió de su madre

La actriz Jennette McCurdy, conocida por su papel en iCarly, ha anunciado el lanzamiento de su primer libro, I'm Glad My Mom Died, en el que narrará el abuso emocional y psicológico de su madre, obsesionada con que se convirtiera en una estrella de la televisión.

Jennette McCurdy, actriz de 'iCarly'
Jennette McCurdy, actriz de 'iCarly' // GTRES

Europa FM

Madrid 10/04/2022 17:10

Jennette McCurdy ganó relevancia gracias a su papel de Sam Puckett en la serie infantil iCarly y en Sam y Cat, donde compartió escena con Ariana Grande. Sin embargo, tras la muerte de su madre en 2013, la actriz decidió dejar la actuación y ahora ha revelado por qué.

La intérprete acaba de anunciar el lanzamiento de su primer libro, I’m Glad My Mom Died (Me alegro de que mi madre muriera), en el que narra el abuso psicológico y emocional que vivió por parte de su madre para convertirse en una estrella infantil.

Su madre estaba obsesionada con convertirla en una superestrella

Según ella misma ha detallado, su madre, Debra McCurdy, vivía obsesionada con la idea de que ella se convirtiera en una superestrella de la televisión y eso le llevó a tener verdaderas actitudes de maltratadora.

De hecho, hasta los 17 años, su madre le realizaba exámenes vaginales y mamarios y no le permitía bañarse sola. Además, tal y como ha revelado ahora, también era muy estricta con su dieta, obligándola a reducir al máximo su ingesta calórica e incluso a pesarse cinco veces al día, algo que acabó generando en ella desórdenes alimenticios, ansiedad e incluso alguna que otra adicción.

A partir del momento en el que su carrera artística despejó, la madre de McCurdy tomó el control total de su vida. Ni siquiera tenía una privacidad real, pues la actriz tuvo que darle acceso a sus diarios, correos electrónicos e ingresos económicos.

Necesitó alejarse de la actuación

En el libro, que saldrá a la venta el próximo mes de agosto, Jennette McCurdy se sincera sobre su recuperación tras la muerte de su madre, gracias a la terapia y a alejarse de los escenarios.

“Para mí fue importante explorar el abuso emocional y psicológico que sufrí durante mi tiempo como joven intérprete. Siento que no tenía las herramientas, el lenguaje o el apoyo necesarios para hablar por mí misma en ese entonces, por lo que este libro es una forma de honrar esa experiencia y dar voz a mi antigua yo, también de alentar a los jóvenes a hablar por sí mismos en entornos donde pueden estar condicionados a simplemente 'jugar a la pelota'", explicó durante una entrevista.

Después del fallecimiento de su madre, la actriz se dedicó por completo a escribir y dirigir cortometrajes y también se centró en el teatro. Fue durante esta última etapa cuando decidió escribir I'm Glad My Mom Died, una obra de teatro basada en su experiencia propia que lleva años representando en Estados Unidos y donde relata todo sobre sus problemas con el alcohol y la tormentosa relación que tenía con su madre.

Te puede interesar