PROTAGONISTA DE LA ORIGINAL

Kelly McGillis asegura que no la han llamado para la secuela de 'Top Gun' por ser "vieja y gorda"

La actriz daba vida en la película original a Charlie, la instructora de vuelo y pareja sentimental de Maverick Mitchell, papel interpretado por Tom Cruise. Ahora que la secuela de Top Gun ha llegado a los cines de todo el mundo, Kelly McGillis denuncia que no han contado con ella para este regreso por ser "demasiado vieja".

Kelly McGillis
Kelly McGillis // Getty

Europa FM

Madrid 25/05/2022 14:34

Tom Cruise vuelve a ponerse en la piel del piloto Maverick Mitchell para la secuela de Top Gun, que regresa a los cines de todo el mundo 35 años después del estreno que catapultó a los protagonistas a la fama internacional. Kelly McGillis interpretaba a Charlie Blackwood, su instructora de vuelo y pareja en la ficción. Él comenzó a encadenar numerosos proyectos y papeles y ella se convirtió en un sex symbol.

Sin embargo, 35 años después de aquel estreno sus caminos no han ido por el mismo camino ni su carrera se encuentra en el mismo punto. Mientras Tom Cruise protagoniza la secuela del mítico film, la producción ni siquiera ha ofrecido a Kelly McGillis un papel en la secuela. En su lugar aparecerá Jennifer Connelly, de 51 años.

Kelly McGillis tiene 64 años y nunca ha recurrido a la cirugía estética para mejorar su aspecto aunque esto supusiese perder oportunidades laborales. Y el regreso de la película que le dio la fama le ha vuelto a poner de relieve que los cánones de belleza en Hollywood siguen estando a la orden del día.

La actriz ha explicado en una entrevista con Entertainment Tonigh cuáles son, para ella, los motivos por los que la producción de Top Gun ni siquiera ha levantado el teléfono para su participación en la secuela. "Soy demasiado vieja, estoy gorda, aparento la edad que tengo y no es esto lo que se busca para la película. Prefiero sentirme segura en mi piel y fiel a mi edad que valorar otras cosas".

Su vida actual tras ser una sex symbol

A sus 64 años, Kelly McGillis tiene muy claro que su aspecto y su edad han determinado el destino de su carrera. Está retirada de los focos y ha preferido una vida sencilla y tranquila en Carolina del Norte, donde es profesora de arte dramático. "No estar dispuesta a pasar por quirófano paara que te cambien la cara lo hace difícil", decía hace años sobre su ausencia en el star system de Hollywood.

Además de dedicarse a la docencia, McGillis forma parte de un grupo de apoyo para mujeres con problemas con las drogas, ya que ella misma sufrió en primera persona el infierno de las drogas. Tuvo dos hijas con el multimillonario Fred Tillman, que ahora tienen 27 y 30 años, y después de dos divorcios y muchos rumores, McGillis proclamó que era lesbiana.

Te puede interesar