LA HISTORIA DE SU NOMBRE

¿Quién se esconde detrás de El Monaguillo? El lado más personal del concursante de 'El Desafío'

El Monaguillo es uno de los protagonistas de la segunda edición de El Desafío. El colaborador de El Hormiguero mostrará en el concurso de Antena 3 una faceta mucho más desconocida. Nosotros te descubrimos aquí el lado más personal del humorista de 48 años: de su mujer y su hija a su verdadero nombre y "su mala racha familiar".

El Monaguillo en 'El Desafío'
El Monaguillo en 'El Desafío' // antena3.com

Europa FM

Madrid 11/03/2022 18:46

Actor, locutor de radio y colaborador de televisión. El polifacético malagueño de 48 años conocido como El Monaguillo es uno de los humoristas más populares en nuestro país.

El viernes 11 de marzo inicia uno de los retos más complicados de su carrera: ser concursante de la segunda temporada de El Desafío, el programa de la noche de los viernes en Antena 3 que presenta Roberto Leal y a donde El Monaguillo llega para descubrirnos su lado más desconocido.

"No me considero una persona especialmente competitiva, pero después de participar como invitado en la final de la primera temporada de El Desafío, me pudo la curiosidad de vivir la experiencia. Quiero enseñar una cara de mí que no se ha visto nunca”, dijo durante su presentación.

Un niño movido al que tenían que atar a la silla

El Monaguillo no nació como El Monaguillo. El verdadero nombre del cómico de Marbella (Málaga) es Sergio Fernández Meléndez.

Nacido el 20 de diciembre de 1973 fue un niño movido y vivaz hasta el punto de que su profesor don Enrique tenía que atarlo a una silla porque no se estaba quieto.

"Siempre he sido el payaso de la clase. No tuve una gran carrera escolar pero he conseguido hacer lo que me gustaba desde pequeño. Mi madre cuenta que cuando salían Los Payasos de la Tele yo les copiaba todo. Siempre quise ser artista. No sabía bien de qué, pero quería ser un entretenedor. Eso me entusiasmaba", reconoció en una entrevista.

Era tal su nivel de actividad que su abuelo le daba vino para calmarse. "Yo llegaba como el diablo de Tasmania, y mi abuelo me daba vino con agua, y luego vino solo. Estaba borracho. De mi quinta a principios de los 70 ¿quién no tiene una foto con un cigarro?”, preguntó en el cómico en esa entrevista, en la que también aseguró que el humor le salvó.

"A mí el humor no solo me salvó de la calle, me salvó la vida. Con los tiempos que hemos pasado necesitamos humor".

¿Por qué lo llaman El Monaguillo?

Sergio adoptó el nombre artístico de El Monaguillo en sus inicios como humorista en la radio. Fue el presentador de un programa en el que iba a colaborar quien lo bautizó así.

La pregunta sobre su mote es recurrente en las entrevistas del marbellí, quien tuvo que acudir a sus seguidores de Twitter para que le ayudasen a inventarse una historia divertida que responder.

De la calle a la radio

Sergio empezó su carrera en la calle. Allí hacía monólogos ante un grupo de oyentes selectos.

Fue en un bar de Marbella donde fue descubierto aunque no en una actuación. Estaba haciendo reír a sus amigos. Rápido saltó a la radio y se hizo conocido en Onda Cero, primero como colaborador y después creó el programa La Parroquia, un formato de éxito en las madrugadas.

De ahí pasó a los teatros y a la televisión, donde es colaborador de El Hormiguero desde 2019. También ha dado el salto al mundo editorial. El Monaguillo ha publicado ya ocho libros.

La mujer y la hija de El Monaguillo

Sergio mantiene una relación sentimental con Lola Plazas, a la que conocimos cuando participó en el programa ¡A bailar!. Entre ensayo y ensayo desvelaron cómo se conocieron.

"Nos vimos por primera vez en una actuación suya”, reveló Lola. “Me dijo ella: 'Me ha gustado mucho el monólogo', y saqué el hacha”, terminó él.

Fruto del amor nació Carolina, la única hija de la pareja, con la que El Monaguillo ha publicado divertidos retos en sus redes.

"Muy mala racha de salud familiar"

El Monaguillo preocupó a sus fans a mediados de 2019 cuando reveló en Twitter que atravesaba "muy mala racha de salud familiar”.

Cuando “después de muchos esfuerzos” se disponían a iniciar sus merecidas vacaciones, Lola sufrió un accidente doméstico y se rompió la vértebra. “Está inmovilizada y nosotros estamos cuidando de ella”, comunicó a sus seguidores con el miedo de que existiera gente “que se alegrara de este tipo de mensajes”.

Este suceso le sirvió a Sergio para hacer una importante reflexión que compartió con sus seguidores en la misma red social: “Estoy contento con mi éxito pero la vida es tu familia, amigos y la gente que te cuida. Sin eso no eres nada. Poco a poco saldremos”.

Te puede interesar